La automoción gallega diseña autopistas inteligentes adaptadas al coche autómata

Manoli Sío Dopeso
m. sío dopeso VIGO / LA VOZ

ECONOMÍA

Así funcionan las autopistas inteligentes
Ayerra

Ferrovial y el CTAG sensorizan tramos de vías que se conectan con el vehículo sin conductor

03 jul 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

El coche sin conductor es el gran reto de la automoción mundial. Los principales constructores están pisando a fondo el acelerador de la conducción autónoma, con la fecha del 2020 en el objetivo para iniciar su introducción gradual en el mercado.

No es ciencia ficción. Es posible, porque la tecnología existe por parte de la industria del automóvil. Las pruebas experimentales lo demuestran. Como el hito que protagonizó hace unos meses un C4 Picasso fabricado en la planta de PSA Vigo y equipado por los ingenieros del CTAG (Centro Tecnológico de Automoción de Galicia) que circuló de forma autónoma desde Vigo a París (3.000 kilómetros).

La experiencia, pionera en Europa, avanza lo que se está preparando en los laboratorios de ensayo de los principales constructores de coches. Algunos no quieren esperar y ya ofrecen a los conductores más temerarios modelos como el Mercedes Clase E o el Tesla Model S en versión autónoma, capaces de circular por tramos de autopista sin que el conductor tenga las manos al volante, aunque no sin quitar la vista de unas carreteras que no están preparadas para los coches sin conductor.