Caixabank oficializa el relevo de Isidro Fainé

El veterano directivo da el paso a un reputado economista de la casa, pero tutelará el banco desde la fundación

Jordi Gual, Isidro Fainé y Gonzalo Gortázar
Jordi Gual, Isidro Fainé y Gonzalo Gortázar

Redacción / La Voz

Cuentan en Caixabank que cuando Isidro Fainé (Manresa, 1942) llegó a esa entidad, a inicios de los ochenta y entonces llamada Caja de Pensiones de Barcelona, le comentó al director general, Josep Valarasau, que se iba a tomar unos días. Que se iba a conocer una a una las entonces 500 oficinas que tenía la entidad. Hoy tardaría bastante más en hacer lo mismo: Fainé deja la presidencia de una entidad con más de 5.000 sucursales (200 de ellas en Galicia) convertido en el mayor banco doméstico, con 32.000 empleados (800 en Galicia) y un poderosísimo brazo industrial.

Fainé da este jueves un paso atrás. O quizá sería más correcto decir que da un paso a un lado. Porque se va, pero no se va del todo. Cede la presidencia de Caixabank a un hombre de la casa (el jefe de planificación), a un economista con reconocimiento internacional, y en el que confía plenamente. Jordi Gual Solé (Lérida, 1957) ocupa el asiento que deja en el consejo este veterano directivo, y a la vez la presidencia no ejecutiva. Orgánicamente por debajo, pero con plenas atribuciones, estará Gonzalo Gortázar, consejero delegado, el hombre que relevó a Juan María Nin, otrora poderoso número dos de La Caixa. Ya es oficial. El Consejo de Administración ya ha aceptado la renuncia de Fainé y aprobado el nombramiento de Gual.

Fainé, que se quedó con la miel en los labios en la subasta de Novagalicia (la actual Abanca), se va porque la ley de fundaciones bancarias obliga a los miembros de patronatos y consejos a elegir entre uno de los dos puestos. Y ha optado por quedarse en la Fundación La Caixa. Es fácil de entender: esa fundación es el primer accionista, y destacado (ahora tiene más del 50 %, aunque el próximo año será del 48 %) de Caixabank, a través de Criteria. Y ese órgano es también el que tutela las participaciones en Gas Natural Fenosa (un 34 % del capital), Abertis o Suez. Repsol (un 10 %) o Telefónica (otro 5 %) están bajo el paraguas del banco, conforme a la compleja estructura que diseñó el propio Fainé hace dos años.

La decisión del veterano cajero -lo prefiere a banquero, porque siempre ha defendido el modelo de las ya fallecidas cajas de ahorros- no es excepcional en el sector. El jefe de Unicaja, Braulio Medel, otro hombre con muchos años en el negocio, anunció este miércoles que se quedará en la fundación y en su lugar en el banco pone a un hombre de su confianza.

Aunque oficiosamente ya se cuenta con que Jordi Gual será el presidente, aún ha de recibir el plácet del Banco Central Europeo (BCE), según admitió Caixabank en un comunicado a la CNMV. Se espera esa luz verde para las próximas semanas. Hace año y medio, en una conferencia en La Voz de Galicia, el propio Gual aplaudía el trabajo realizado durante la crisis por el guardián del euro: «Gracias al empuje y a las decisiones de Mario Draghi aquel verano [se refería al del 2012] estamos hoy donde estamos». Gual acudió a aquella conferencia junto al gobernador del Banco de España y para dar algunas claves sobre la marcha de la economía. Su formación especializada en Estados Unidos (es doctor en economía por las universidades de Berkley y UCLA) y su control desde la dirección de planificación y estudios de Caixabank es aplaudida en el sector. Profesor del IESE, investigador en el prestigioso Center for Economic Research de Londres, consultor de empresas, es muy buen conocedor del entorno económico europeo (fue varios años asesor en la Comisión Europea). Ahora le toca pasar de la teoría a la gestión de un gigante bancario europeo con ramificaciones en América y Asia.

Votación
0 votos
Comentarios

Caixabank oficializa el relevo de Isidro Fainé