El recibo de la luz subirá unos cinco euros al año con carácter retroactivo desde abril del 2014

Una sentencia del Supremo obliga a refacturar a 13 millones de clientes para ampliar el margen de beneficio de las eléctricas

El precio de la electricidad El precio de la electricidad

Redacción / La Voz

El recibo de la luz de los consumidores acogidos a la tarifa regulada PVPC (precio voluntario al pequeño consumidor) subirá, de media, unos cinco euros al año para cumplir el mandato del Tribunal Supremo que, en una sentencia del 30 de mayo, obliga al Gobierno a ampliar el margen de beneficio de las empresas comercializadoras de electricidad.

Aunque el Ejecutivo no ha hecho pública todavía la resolución, que debería aprobarse en el Consejo de Ministros del próximo viernes 24 (el último dentro del plazo otorgado por el alto tribunal), la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha elaborado ya el informe en el que se basará el Ministerio de Industria para fijar la nueva metodología de cálculo. Y el regulador concluye, como antes hicieron los tribunales, que el actual margen de comercialización, de 4 euros al año por kilovatio de potencia contratada (cantidad que se mantiene invariable desde el 2009 y que supondría un coste medio de 15,8 euros por cliente al año) «sería insuficiente para cubrir los costes de explotación».

En realidad, no es la primera vez que lo advierte. Ya lo hizo en marzo del 2014 y lo reiteró nueve meses después. Por el medio, dos de las grandes eléctricas, Gas Natural Fenosa e Iberdrola, habían acudido a los tribunales para exigir una subida en una partida que, denunciaban, apenas cubría un 60 % de sus costes, circunstancia a la que atribuían las pérdidas en las que incurrieron sus filiales de comercialización de último recurso.

Los jueces dieron parcialmente la razón a las eléctricas y, aunque rechazaron las indemnizaciones que reclamaban, sí constataron que el margen de beneficio establecido era insuficiente y no se había fijado de forma transparente, por lo que obligaron al Ejecutivo a recalcularlo.

La encargada de hacer los números ha sido la CNMC que, tras consultar con 115 empresas sobre sus costes de comercialización (facturación y cobro, atención al cliente o costes de estructura, entre otros), concluyó que el margen mínimo debería ser de 5,24 euros por kilovatio contratado al año. Para un recibo medio, esto supondría una subida de cinco euros al año antes de impuestos, un 1,1 % más. En el caso de los consumidores con tarifa de discriminación horaria, el incremento sería inferior, del 0,7 %.

Eso como mínimo, puesto que el regulador también apunta a la posibilidad de que se compense a las eléctricas por los costes en los que incurren para captar y retener a sus clientes, que calcula en 56,4 euros por consumidor. La propuesta de la CNMC es que cada usuario abone una cantidad de entre cinco y siete euros, aunque esta tasa solo se cargaría a aquellos que se hayan pasado al mercado libre, ya que en el caso de la tarifa regulada las comercializadoras de la misma no han tenido que hacer ningún esfuerzo para captar clientela.

Regula 27 mensualidades

El nuevo margen de beneficio de las eléctricas supondrá una subida en el recibo para 13 millones de consumidores de electricidad (y para 1,7 millones de clientes de la tarifa de último recurso del gas), que deberán afrontar también cargos con carácter retroactivo, ya que el Supremo anuló el anterior precio con efectos desde el 1 de abril del 2014, por lo que, en caso de que el nuevo entre en vigor el próximo 1 de julio, habría que regularizar 27 mensualidades ya abonadas, con el consiguiente impacto en el bolsillo de los consumidores y la complejidad para las compañías, no tanto por recalcular los recibos sino por las dificultades de cobrar a clientes que, en algunos casos, pueden haber cambiado de comercializadora en este tiempo.

El precio de la electricidad baja un 15 % en el arranque del año, pero los expertos auguran un repunte

Quizás para compensar el mal sabor de boca que siempre deja el anuncio de una nueva subida en la factura de la luz, el superregulador (en el que se integró la antigua Comisión Nacional de la Energía) publicó ayer un estudio en su página web en el que constata un fuerte descenso del precio medio de la electricidad en lo que va de año.

Según la CNMC, en los primeros cinco meses del año el recibo de la luz se ha abaratado, de media, un 15,7 %, al pasar el precio medio del kilovatio hora (en el que se incluye no solo el coste de la energía sino también los pagos fijos de la factura, el término de potencia, y los impuestos) de algo más de 0,24 euros el año pasado a los menos de 0,203 que se promediaron entre enero y mayo. De hecho, según la comparativa, la luz es ahora un 7,3 % más barata que en el año 2011, aunque en diciembre estaba un 10 % más cara.

Un abaratamiento en el que ha sido clave el peso de las renovables en la generación de energía en el arranque del año. Cuanto más tiran los aerogeneradores y las centrales hidráulicas, menos cuesta darle al interruptor.

Pero no echen las campanas al vuelo: mirando los mercados de futuro, los expertos anuncian fuertes subidas de la luz a partir del verano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

El recibo de la luz subirá unos cinco euros al año con carácter retroactivo desde abril del 2014