El textil gallego instala sus tiendas en la plataforma mundial de Amazon

Una decena de firmas utilizan el gigante del comercio electrónico como canal de ventas


Redacción / La Voz

Galicia sabe fabricar y vender moda. Lo hace bien y el mercado está ayudando a encauzar la senda del crecimiento. Después de cerrar el mejor año desde el inicio de la crisis, con una subida de ventas del 5,1 %, (dato del 2015 de la Asociación del Comercio Textil), el sector ha recuperado el optimismo, que se plasma en una oleada de aperturas en las principales ciudades españolas.

Los empresarios explican que no es tanto una cuestión de mercado, como de imagen. «Hay que estar donde hay que estar, porque si no, no existes. Pero el gran mercado ya no está en la calle, sino en casa, en la oficina, o en la playa», explica un empresario del textil que está negociando con Amazon su incorporación a la mayor plataforma mundial de comercio electrónico. «Es como abrir un córner en El Corte Inglés, pero a gran escala», asegura.

Según datos de Amazon Moda, una decena de empresas textiles gallegas se han incorporado ya a su marketplace y hay varias que se encuentran negociando su entrada. Entre las firmas que cita figuran Adolfo Domínguez, Caramelo, Nanos, Roberto Verino o Alba Conde.

Esta alianza no es solo beneficiosa para la industria textil gallega, ya que permite a Amazon incrementar el número de referencias que ofrece.

«Queremos que Amazon sea el mejor sitio para comprar moda on-line», asegura Fernando del Palacio, responsable de Amazon Moda en España, Italia y Francia. Para ello, el gigante del comercio electrónico ha reforzado su apuesta por el textil nacional, con la incorporación en los últimos seis meses de 60 nuevas marcas españolas a su macrotienda de moda.

Un escaparte a gran escala

Las marcas gallegas, disponibles a través de Amazon.es, también llegan a los consumidores de otros países que entran en tiendas del grupo en Europa.

El distribuidor explica que hay diferentes fórmulas a las que se pueden acoger las empresas para vender sus productos. «El habitual, para marcas pequeñas es el tradicional. Nosotros compramos la colección, pongamos por ejemplo la próxima colección otoño-invierno de Roberto Verino, nos la manda a nuestro almacén, se vende on-line, y se distribuye con la premisa de la inmediatez», dice Del Palacio.

Existe un segundo modelo, que utilizan grandes cadenas, como puede ser Mango. «Son marcas que controlan su proceso logístico, sus stocks y deciden lo que quieren vender y dónde», aclaran fuentes de Amazon.

Pero, ¿por qué muchas de estas firmas utilizan esta plataforma de venta de moda cuando tienen sus propias tiendas on-line? «Estar en Amazon es una manera muy rápida de darse a conocer. Las empresas tendrían que invertir mucho y abrir muchas tiendas para ser conocidas en otros países», explica la compañía, que aporta un dato relevante: «El 65 % de lo que Amazon compró a empresas españolas de moda el año pasado se ha vendido fuera de España. Lo que da esta plataforma es internacionalización».

Un dato a tener muy en cuenta para las empresas gallegas: de entre los 300 millones de clientes con los que ya cuenta Amazon, 40 millones ya han comprado ropa, zapatos o accesorios en la tienda on-line de Jeff Bezos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El textil gallego instala sus tiendas en la plataforma mundial de Amazon