Iberdrola abre la puerta a las demandas de los grandes inversores contra Bankia

La eléctrica le reclama en los tribunales 12,4 millones de euros por la salida a Bolsa


madrid / la voz

Bankia, y por ende el Estado, se enfrenta a un escenario que puede abrirle una inesperada vía de agua a sus cuentas: la posibilidad de que los grandes inversores -a más de 190.000 pequeños accionistas ya les ha devuelto 1.200 millones de euros- le reclamen judicialmente el dinero perdido con la salida a Bolsa de la entidad, en julio del 2011. Iberdrola ya lo ha hecho. Es la primera de las grandes empresas que ha acudido a los tribunales para reclamar los 12,4 millones que perdió al deshacerse de las acciones de Bankia adquiridas en la oferta pública de suscripción (OPS), en la que invirtió 70 millones.

De este modo, la eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán abre la puerta a que otros institucionales -desde Mapfre a Caixabank, Santander o Mutua Madrileña- sigan sus pasos. Algunos de ellos, como Mapfre, accionista de referencia de Bankia y que invirtió 200 millones, había manifestado en febrero estar valorándolo. Cabe recordar que en el tramo institucional se colocaron 1.200 millones de euros.

Iberdrola ha presentado una demanda en los juzgados de primera instancia de Madrid pidiendo que se decrete la anulación de las dos órdenes de suscripción de acciones que formalizó en julio del 2011 por 70 millones. En aquel momento, la eléctrica, igual que otras grandes compañías -a las citadas, se suman El Corte Inglés, Telefónica, Popular, Sabadell, ACS o Acciona-, acudieron a la llamada de la entonces vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, y compraron títulos de la entidad financiera.

Un folleto engañoso

Iberdrola argumenta que valoró la conveniencia de la operación basándose en la información contenida en el folleto de la OPS, bendecido por la Comisión Nacional del Mercado de Valores, que recogía unos beneficios de 309 millones en el 2011, lejos de los 2.977 de pérdidas afloradas en mayo del año siguiente, después de que la entidad reformulara sus cuentas y tuviera que ser rescatada con 22.000 millones de dinero público. La compañía de Galán basa su reclamación en una sentencia del Supremo que falló que «el folleto publicitó una situación de solvencia y de existencia de beneficios que resultaron no ser reales».

Pese a que el alto tribunal no se pronunciaba específicamente sobre los institucionales -se limitaba a afirmar que «los pequeños inversores, a diferencia de los más cualificados, carecen de otros medios de obtener información sobre los datos económicos que afectan a la sociedad cuyas acciones salen a cotización y que son relevantes para tomar la decisión inversora»-, Iberdrola defiende que tomó la decisión basándose en el única información pública de la que disponía -la del folleto- y que como el propio Supremo confirma recogía una situación patrimonial y financiera muy diferente a la real.

Medio centenar de demandas

Como el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, avanzó en febrero, solo 49 inversores institucionales presentaron demandas por la OPS. La cifra apenas se ha movido y, según confirmaron ayer desde la entidad, sin contar la reclamación de Iberdrola son 50 las contabilizadas hasta ahora, por un importe de 35 millones, que subirían a 47,4 con la de la eléctrica. Bankia recuerda que otros institucionales de peso, como Santander, Sabadell o Mutua habían dicho que no demandarían porque no creían que los tribunales les fueran a dar la razón. Pero por ahora, el banco solo ha ganado uno de ocho casos juzgados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Iberdrola abre la puerta a las demandas de los grandes inversores contra Bankia