El envejecimiento de la población bajará la tasa del paro al 7,5 % en diez años

Según un estudio de la CEOE, pone en riesgo la sostenibilidad del sistema de pensiones

El envejecimiento de la población El envejecimiento de la población

madrid / la voz

España podría tener en el plazo de diez años una tasa de paro inferior a los niveles previos a la crisis y situarse en el 7,5 % de la población activa, según un informe hecho público ayer por la CEOE, que calcula también que en el 2017 -con los 850.000 puestos de trabajo que espera que se creen entre este año y el próximo- el desempleo podría bajar del 18 %. Pero la buena noticia tiene un reverso menos amable, ya que la descenso del paro a largo plazo (en el escenario del 2025) obedecería, según la patronal, a la caída de la población (que en una década se reducirá en unas 620.000 personas) y a su galopante envejecimiento.

De hecho, bajo el revelador título de Envejecimiento de la población y sus efectos en el mercado laboral español, basándose en las proyecciones del Instituto Nacional de Estadística (INE), la CEOE ha abierto el melón de la sostenibilidad del sistema de pensiones ante un horizonte como el que describe, por lo que pide a los partidos políticos «reflexionar» en el seno del Pacto de Toledo y «tomar medidas lo antes posible».

Porque el estudio destaca que las dinámicas poblacionales -descenso de la población y envejecimiento de la misma- a corto plazo «contribuyen a reducir las tensiones en el mercado de trabajo y a la mejora de las cifras de desempleo», pero añade, sin embargo, que «en el medio y largo plazo plantean una serie de incertidumbres, por sus efectos sobre el potencial de crecimiento y por las implicaciones que el envejecimiento de la población puede tener en muchos ámbitos».

Segundo país más viejo

¿Qué está en juego entonces? La CEOE pone la lupa sobre «la sostenibilidad sistema de pensiones, los hábitos de consumo y ahorro, las necesidades de atención sanitaria o de servicios sociales», ya que estos últimos se dispararán. De hecho, España será el segundo país más envejecido del mundo en el 2050 (con casi 70 personas de 65 o más años por cada 100 personas entre 15 y 64), solo por detrás de Japón, ya que para esa fecha el peso de los mayores de 65 se habrá duplicado y en el 2064 el país solo tendrá cuatro ocupados por cada tres pensionistas.

El escenario es como para preocuparse, si no hay cambios que lo modifiquen -como ocurrió con la inmigración durante la etapa de bonanza económica, que incrementó notablemente la población activa-, ya que los estudios muestran que cualquier ratio inferior a dos ocupados por pensionista pone en riesgo la sostenibilidad del sistema. Y actualmente España se columpia en el límite, con 2,06 ocupados por pensionista.

Galicia aún está en una situación más difícil. Es la segunda comunidad más envejecida, solo por detrás de Asturias, y la relación de cotizantes sobre pensionistas es más baja, ya que solo quedan 1,4 trabajadores en activo para sostener cada prestación por jubilación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El envejecimiento de la población bajará la tasa del paro al 7,5 % en diez años