En Galicia, el empleo solo crece entre los menores de 24 años y los mayores de 55

En el primer trimestre, 6.200 gallegos han dejado de buscar trabajo y el paro supera el 18 %

Evolución del empleo en Galicia Evolución del empleo en Galicia

redacción / la Voz

No es tradicionalmente el primer trimestre del año un buen período para el mercado laboral, castigado por el fin de los contratos temporales de la campaña navideña y el inicio de las rebajas. Ni una Semana Santa tempranera como la de este año ha conseguido maquillar el balance, que apunta a la destrucción de 11.400 empleos en Galicia entre enero y marzo, según la encuesta de población activa (EPA) publicada ayer. Estas son las claves de la evolución del empleo en los tres primeros meses del 2016.

Ocupación

El saldo interanual sigue en positivo, con 33.600 empleos más. Pese a la parálisis política que vive el país y los primeros síntomas de desaceleración de la economía, la caída de la ocupación en la comunidad es inferior a la registrada en el primer trimestre del 2015, cuando la comunidad perdió 12.900 puestos de trabajo. Lo mismo ocurre en España, donde se destruyeron 64.600 empleos entre enero y marzo -pese a lo cual el número de ocupados se mantiene por encima de los 18 millones-, apenas la mitad de los 114.300 del arranque del año pasado. Eso sí, el porcentaje de caída de la ocupación en Galicia duplica, de largo, el del conjunto del país, un 1,1 % frente al 0,36 % estatal. En ambos casos, el balance anual sigue siendo positivo: en la comunidad hay 33.600 personas más con empleo que hace doce meses; en España, 574.800.

Paro

España rompe un año de caída del desempleo. Más divergencias hay en la evolución del paro. Aunque crece tanto en Galicia como en España, en la comunidad lo hace con menos intensidad: sube en 5.200 personas, frente a las 11.900 del primer trimestre del 2015, lo que deja el total de desempleados en 227.900 y la tasa de nuevo por encima del 18 % (18,2). En el conjunto del país, pese a que se destruyó menos empleo que hace doce meses, el paro repuntó en 11.900 personas, cuando entre enero y marzo del año pasado había caído en 13.100, lo que rompe una tendencia de un año de reducción del desempleo, que se sitúa ya en el 21 %.

;
La tasa de paro vuelve al 21% En el primer trimestre del año la industria es el único sector que crea empleo

Población activa

Vuelve el efecto desánimo, con 6.200 activos menos en Galicia. Si hay 11.400 gallegos menos trabajando, ¿por qué el paro solo aumenta en 5.200? Pues porque otros 6.200 no solo han perdido su puesto de trabajo, sino que han abandonado la búsqueda de empleo. La caída de la población activa multiplica por siete la del primer trimestre del año pasado y apunta a que el efecto desánimo, que se había mitigado el año pasado al calor de la recuperación, se aviva de nuevo ante los temores a una desaceleración económica.

Situación profesional

Solo tiran los autónomos. El empleo que se pierde es, fundamentalmente, por cuenta ajena. En Galicia cae el número de asalariados, tanto en el sector privado (12.500) como en el público (2.300), aunque en el conjunto de España las administraciones siguen tirando de la contratación. Sin embargo, en la comunidad el único colectivo que crece con fuerza es el de los autónomos, con 6.600 autoempleados más.

Edades

Bien para jóvenes y mayores, mal para el resto. Por edades, solo dos segmentos de población han encontrado oportunidades laborales (y no muchas) en el primer trimestre del año. Son los jóvenes menores de 24 años, colectivo en el que la ocupación creció en cien personas, los mismos empleos que se repartieron los mayores de 55.

Sectores

Campo y mar, el refugio. Ocho de cada diez puestos de trabajo destruidos en el primer trimestre del año pertenecían al sector servicios. De los 9.200 empleos perdidos, 2.000 eran en hostelería. También cae la ocupación en la construcción y la industria (1.900 y 1.400 puestos menos, respectivamente) y solo aguanta el tipo el sector primario, con 900 empleos más en el campo y 200 en la pesca.

Hogares

Crecen en 54.300 las familias con todos en paro. En España ya hay 1.610.900 hogares en los que ninguno de sus miembros trabaja. De ellos, 80.200 están en Galicia, donde 5.100 familias perdieron entre enero y marzo su sustento laboral.

La comunidad supera en paro a 248 de las 274 regiones de la UE

El mismo día en que se revelaba la radiografía trimestral del mercado laboral en España, la oficina estadística comunitaria, Eurostat, dibujaba el mapa del desempleo en la Unión Europea. Un estudio en el que las comunidades españolas, como es habitual, no salen bien paradas. Pese a la intensa caída del paro en el último año y medio por el repunte de la actividad económica, España sigue copando, junto a Grecia, todos los récords negativos en cuanto a desempleo. De las diez regiones europeas con más paro, seis son comunidades o ciudades autónomas españolas. El podio lo encabeza Melilla, con un 34 % de la población activa buscando sin éxito un empleo y le sigue Andalucía, con un 31,5 %. En el top ten se cuelan también Canarias, Extremadura, Ceuta y Castilla-La Mancha, todas ellas con tasas superiores al 26 %.

En este particular ránking, Galicia mejora un puesto, ya que cae del puesto 25 al 26, con un porcentaje de población desempleada del 19,3 % al cierre del 2015, frente al 21,7 % con que había acabado el año anterior. Se sitúa todavía, eso sí, entre las 29 regiones que doblan la media de paro de la UE (del 9,4 %) y todavía presenta un registro peor que el de otras 248 regiones de la UE.

Alemania, Austria y República Checa muestran la otra cara del mercado laboral en Europa, con territorios, como los estados germanos de Friburgo y Baja Baviera, donde el paro es apenas una anécdota, con una tasa del 2,5 %.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

En Galicia, el empleo solo crece entre los menores de 24 años y los mayores de 55