Volkswagen, de nuevo líder mundial de ventas pese al escándalo de las emisiones

En el primer trimestre del año vendió 2,51 millones de coches, es decir, un 0,8 % más que en el último ejercicio


berlín / e. la voz

Siete meses después de que saliera a la luz el escándalo de manipulación de emisiones, Volkswagen tenía ayer razones para sentirse orgulloso. A mediados de abril, el consorcio de Wolfsburgo anunció que en el primer trimestre del año había vendido 2,51 millones de coches, es decir, un 0,8 % más que en el último ejercicio. Es un alivio para el fabricante alemán, que a raíz del fraude tuvo que encajar las mayores pérdidas de su historia, por valor de 2.000 millones de euros.

Pero, sobre todo, significa que VW vuelve a convertirse en el líder mundial por delante de Toyota. Las ventas del gigante japonés cayeron en el primer trimestre un 2,3 % hasta los 2,46 millones de unidades, debido principalmente a un incidente que frenó la producción.

La rivalidad entre el primer y el segundo fabricante automovilístico del mundo es ya ancestral. De hecho, en la primera mitad del 2015, Volkswagen le arrebató la corona por primera vez. Sin embargo, el ya bautizado como dieselgate le pasó factura en el mercado ruso y sudamericano a partir de octubre, con lo que VW tuvo que ceder su puesto a Toyota, que cerró por cuarto año consecutivo como el primero del mundo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Volkswagen, de nuevo líder mundial de ventas pese al escándalo de las emisiones