Alberto García Erauzkin: «R es más gallega ahora con Euskaltel que con el accionariado anterior»

Rubén Santamarta Vicente
Rubén Santamarta REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

Vítor Mejuto

Insiste en que ,tras la integración, no habrá impacto ni en la plantilla ni en los proveedores. «Y crearemos empleo»

10 abr 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Afronta este 2016 Alberto García Erauzkin (Erandio, Vizcaya, 1960) su quinto año al frente de Euskatel, tras relevar al histórico José Antonio Ardanza (que antes fue lendakari). El último ha sido un ejercicio de vértigo, convenciendo a fondos internacionales para que apostaran por la compañía, sacando a bolsa la discreta cablera vasca, y completando la jugada con la compra de R. Las suspicacias que levantó aquella operación, por la pérdida de identidad de la firma gallega y el impacto laboral que podía tener, hoy, dice, no tienen fundamento: «Nos hemos puesto como principio que aquí no sobra nadie». Ni en plantilla directa (más de 200 personas en Galicia) ni en indirecta, en proveedores de servicios para R de los que dependen unos mil puestos. «No habrá impacto, insisto. Es más -añade-, fruto de la actividad esperamos poder crear más empleo directo e indirecto en las dos comunidades».

-¿No prescindirán de proveedores gallegos cuando haya duplicidades?

-No. Las compras que se hacían a nivel local seguirán haciéndose así porque tienen su sentido. Y lo vamos a potenciar según cada caso. Por ejemplo, hay proveedores gallegos en desarrollo de hardware y software para el futuro hogar digital de los que tiraremos para el País Vasco. No solo no se va a resentir, sino que se va a potenciar esa alianza. No me suena ningún proveedor gallego que se haya visto afectado por la integración. Que el director de innovación del grupo sea de R, y que además sea el responsable del clúster gallego de empresas TIC, va a reforzar la relación de R y de todo el grupo con los proveedores gallegos.

-¿Han detectado rechazo en Galicia por su compra?

-Es cierto que desde que lanzamos la oferta de compra en julio del 2015, hasta que la cerramos en noviembre hubo cuatro meses de incertidumbre. Para los clientes y para la plantilla. Y para Galicia en general porque R es una marca emblemática. Pero es que, por normativa legal, no podíamos explicar el proyecto conjunto. Pero por encima está lo que estamos haciendo. Por ejemplo, que un 40 % de los directivos del nuevo grupo serán de R. Vamos a aprovechar lo mejor de cada casa.