El Gobierno centroamericano pasa al ataque y no aceptará ser un «chivo expiatorio»

El Ejecutivo del país endurece el tono de sus argumentos para defenderse de lo que consdieran un ataque internacional injustificado


Madrid / La Voz

No aceptará que se convierta al país en un «chivo expiatorio» por la filtración masiva de documentos del bufete Mossack Fonseca. Así lo aseguró ayer el Gobierno panameño por boca de su ministro de la Presidencia, Álvaro Alemán, según recoge Efe.

Desde que estallara el escándalo, el Ejecutivo del país centroamericano ha ido endureciendo el tono de sus argumentos para defenderse de lo que consideran un ataque internacional -en especial de la OCDE- injustificado.

Ayer la embajadora en España, Mercedes de la Guardia de Corro, en un encuentro informativo, garantizó una colaboración «vigorosa y absoluta» de su Gobierno con España -tanto la Audiencia Nacional como la Agencia Tributaria están investigando el caso- para esclarecer los hechos, pero defendió que la constitución de empresas offshore es una práctica legal no exclusiva de su país, sino compartida por otras jurisdicciones, y pidió no criminalizar a Panamá por un caso aislado de potencial ilegalidad.

Denuncian un ataque al país

Precisamente que es un ataque a todo el país y a su sistema financiero es el argumento reiterado que circula entre grandes empresas que operan en el país, según confirmaron fuentes próximas a las mismas. La tesis central es que no se está atacando a Mossack Fonseca, sino a la plataforma de servicios internacionales que Panamá ha ofrecido desde casi hace más de medio siglo y que incluye también a todo el sistema financiero. El negocio de las sociedades no solo lo hace Panamá, dicen ni las islas del Caribe, señalando a Delaware en Estados Unidos o a Jersey y Mann en Europa.

El Gobierno panameño anunció que no descartaba aplicar la ley de reciprocidad a los países que incluyan a Panamá en listas negras. Casi a la vez, Barack Obama, afirmaba que la evasión fiscal era un «problema global», contra el que pidió combatir los vacíos legales» que permiten «engañar al sistema».

Y en un escenario de goteo constante de anuncios de investigaciones sobre el escándalo, Francia informó de que volverá a incluir a Panamá en su lista de paraísos fiscales. España también lo está estudiando.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Gobierno centroamericano pasa al ataque y no aceptará ser un «chivo expiatorio»