Casi la mitad de la deuda pública española está en manos de extranjeros

d. v. BRUSELAS / COLPISA

ECONOMÍA

Esto supone que 370.000 millones del pasivo están en posesión de inversores internacionales

27 mar 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

La deuda pública española se ha disparado desde el comienzo de la crisis y ha pasado de apenas alcanzar los 380.000 millones en el 2007 hasta superar el billón de euros y rozar el 100 % del PIB. Sin embargo, ni en los peores momentos de la recesión económica, cuando tras el rescate bancario el runrún de un posible rescate total estaba sobre la mesa, los inversores dejaron de adquirir letras o bonos del Tesoro. Eso sí, a un interés muy elevado.

Pero, ¿quién compra deuda pública española? La mayor parte de ella, casi la mitad, se encuentra en manos extranjeras. En concreto, los inversores no residentes acumularon en el 2015 el 46,9 % de la cartera de deuda a vencimiento. Esto supone que 370.000 millones del pasivo están en posesión de inversores internacionales.

Los bancos nacionales incrementaron su cartera y pasaron de representar un 24 % de la deuda del Estado a alcanzar el 31,6 %. Otro grupo inversor significativo son las entidades de seguros, que poseen el 8 % de la deuda pública española (62.991 millones). Antes de la crisis, en el 2007, apenas representaba un 5,7 %. De hecho son el segundo tipo de tenedor que más se ha incrementado en este período justo después del Banco de España. Por su parte, los fondos de inversión tienen en la actualidad un 2,1 % de la deuda pública española, pero en el 2011 llegaron a alcanzar el 4,5%.

En cuanto a las personas físicas que adquieren bonos o letras del Tesoro, su cantidad es residual. Apenas suponen un 0,57 % del total (4.473 millones), aunque es una cifra ligeramente inferior al 1,95 % que había antes de la crisis.