Los acreedores controlarán Abengoa a cambio de una quita del 70 %

El 40% del futuro capital de Abengoa irá a parar a sus actuales acreedores, a cambio de convertir en acciones unos 6.000 millones de los más de 9.000 que les debe la firma

Colpisa
Madrid

El principio de acuerdo al que llegaron ayer las entidades integradas en el llamado G7 (Santander, CaixaBank, Bankia, Sabadell, Popular, HSBC y Crédit Agricole) y los bonistas de Abengoa pasa por que los acreedores controlen un 95 % del accionariado, frente al 2,5 % de la familia Benjumea, que hasta ahora poseía un 51 %.

En concreto, el 40% del futuro capital de Abengoa irá a parar a sus actuales acreedores, a cambio de convertir en acciones unos 6.000 millones de los más de 9.000 que les debe la firma. De esa cantidad, un 35% corresponderá a los bancos y bonistas con los que la empresa mantiene compromisos de pago y el otro 5 % a los que aporten avales. Es decir, se aplica una quita encubierta que representa el 70% del endeudamiento.

Fuentes de la negociación reconocen que se trata de una dilución del valor del capital, pero que no se debe definir como una quita al poder ser recuperado en el futuro. Eso sí, dependerá de la evolución de las nuevas acciones. Los títulos que aún cotizan en Bolsa perdieron ayer otro 13 %. Los gestores de Abengoa habían planteado desde el inicio de la crisis que las entidades aceptasen que se recortara el valor de la deuda asumida en un 60 %, aunque los bancos se negaron a esta posibilidad, que al final se ha articulado a través de la conversión en acciones.

El preacuerdo incluye inyectar 1.200 millones y refinanciar otros 500.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los acreedores controlarán Abengoa a cambio de una quita del 70 %