Indra montará una planta de ensamblaje en Rozas si su avión no tripulado «Targus» tiene éxito comercial

El proyecto conlleva la creación de 108 empleos directos y 80 subcontratados, una suma que se podría elevar hasta 400

la voz

La base gallega de investigación y desarrollo de aviones no tripulados de Rozas (Lugo) también puede convertirse en un centro de producción. Así lo avanzó ayer Indra, adjudicataria junto con Inaer del proyecto que conlleva una inversión de 115 millones de euros, tras la primera reunión de carácter técnico celebrada en Compostela.

«Nuestro compromiso es que si del avión no tripulado pesado, Targus, se consiguen vender 12 unidades, se montará una planta de ensamblaje en Rozas», afirmó el director general de defensa y seguridad de Indra, José Manuel Pujazón Arza. «De hecho, el primer hangar que vamos a construir estará dimensionado para poder acometer esa tarea».

El responsable de Indra explicó que su proyecto conlleva la creación de 108 empleos directos y 80 subcontratados, una suma que se podría elevar hasta 400 si se tiene en cuenta «todo el tejido que genera en su entorno» debajo.

Pujazón reiteró que Indra llevará a Rozas «toda» su actividad de aeronaves no tripuladas, porque «no tiene sentido repartir lo que tenía ya contratado y no lo ofertó y lo que va a hacer aquí ahora».

El conselleiro de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde, explicó que la primera reunión con Inaer e Indra ha servido para empezar a perfilar el contrato con ambas adjudicatarias. El texto «va a recoger todos los compromisos que asumen las dos empresas y el calendario específico de las diferentes actuaciones», dijo.

Firma en abril

Conde precisó que se trata de un documento básico para garantizar la concreción de las propuestas de las dos empresas y el calendario que la Xunta garantizará que se cumpla. «El propósito es que esa inversión de 115 millones de euros comprometida tanto por Indra e Inaer como por la Xunta se lleve a término», afirmó el conselleiro.

Conde fijó para el próximo mes de abril la firma del contrato, para que, a partir de ese momento, se pongan ya en marcha actuaciones como la construcción del hangar, las relativas a los diferentes centros tecnológicos y unidades de formación, y todo lo relacionado con el establecimiento de las empresas. «Los proyectos de innovación e investigación y tareas vinculadas con fabricación y comercialización de los productos», explicó.

Esta previsión coincidió con la manifestada por el director de I+D de Inaer España, José Luis Sáez Díaz. Aseguró que su proyecto y el de Indra «son muy similares», y se mostró confiado en firmar el contrato con la Xunta en abril, para arrancar con los trabajos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Tags
Comentarios

Indra montará una planta de ensamblaje en Rozas si su avión no tripulado «Targus» tiene éxito comercial