¿Qué coches van menos al taller?

Honda, Lexus y Toyota, las tres japonesas, se sitúan como las más fiables del sector. El Honda Jazz es uno de los que menos averías tienen, según un informe de la OCU


Con un mercado realmente amplio y una oferta que en ocasiones hasta abruma, lanzarse a la compra de un nuevo vehículo puede ser todo un reto. Decenas de modelos y un buen puñado de marcas copan el mercado del motor, y para saber por dónde iniciar la búsqueda asociaciones como la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ponen de la mano de los ciudadanos algunas pistas que pueden ayudarnos a decantar la balanza hacia alguna de las distintas opciones.

La fiabilidad sigue siendo el factor estrella a la hora de escoger un coche, superando de manera importante incluso al precio o al consumo de combustible, por lo que contar con la experiencia de otros consumidores puede ser muy importante cuando se trata de lanzarse a la compra de un nuevo vehículo. Porque a nadie le gusta verse obligado a visitar más de lo debido el taller, los expertos de la OCU, a través de una encuesta realizada a más de 30.000 conductores europeos, han analizado qué coches son los que más y los que menos veces deben pasar por las manos de los técnicos.

Y en este campo quien se lleva el gato al agua es Japón. Las marcas niponas Honda, Lexus y Toyota se erigen como las grandes favoritas, con un cuidado especial -según los encuestados- en la fiabilidad de sus productos. Entre las 36 marcas y los 433 coches analizados, solo tres fabricantes europeos resisten entre los diez primeros, copados en su mayoría por industrias asiáticas. BMW, Audi y Dacia (la marca low cost de Renault), consiguen hacerse un importante hueco entre sus competidores del otro lado del mundo. Desde la OCU aseguran que la escalada de Dacia puede ser debida por su escaso equipamiento y la sencillez de su dieño, alegando que por ejemplo la electrónica suele ser fuente de un gran número de averías.

La fiabilidad

Una de las novedades del ránking la protagoniza Lexus, marca que también pertenece a la casa Toyota, convirtiéndose precisamente en la enseña más lujosa de la casa. Ambas comparten podio con Honda, cuyo Honda Jazz se lleva la palma en lo que a comentarios positivos y recomendaciones se refiere. Este coche, en su versión del 2008 y que posee un motor 1.2, obtiene la nota de fiabilidad más alta de todos los analizados, con un 98 sobre 100. Muy de cerca le sigue el Mazda 2, con motor 1.3, que se queda con una puntuación de 97. Desde la organización aseguran que ambos modelos son en realidad versiones que ya no se pueden conseguir nuevas, ya que se dejaron de comercializar hace unos cinco años. «Para las versiones actuales podemos presumir de unos resultados similares, aunque no disponemos aún de un número suficiente de respuestas para poder asegurarlo», explican los expertos de la OCU.

Una marca coreana, una italiana y otra italonorteamericana copan los peores puestos de este peculiar ránking. Hablamos de Ssangyong, Alfa Romeo y Dodge (que pertenece al grupo Fiat/Chrysler). Y si centramos un poco más la atención, el coche que peor parado sale de esta encuesta es el Alfa Romeo 156 1.9 D, en su versión del 2003, que se conforma con una nota de 72 sobre 100.

Analizando los coches por segmentos, los que lideran los compactos son el Ford Focus 1.6 (con un 96 sobre 100) y el Toyota Auris 1.8 Hybrid (con un 95), una categoría en la que los peor valorados son el Fiat Stilo 1.9 D y el Alfa Romeo 147 1.9 D. En las berlinas destaca el Seat Exeo 2.0 D y el Honda Insight 1.3 Hybrid, al otro lado de la balanza se sitúan el Alfa Romeo 153 1.9 D y el Fiat Croma 1.9 D.

Atendiendo a los monovolúmenes, quien gana es el Renault Scénic 1.6 D, seguido muy de cerca por el Toyota Verso 2.0 D. No salen igual parados el Ford S-MAX 1.8 D y el Opel Zafira 1.9D, que se quedan en los puestos más bajos de esta tabla. En cuanto a la categoría todocaminos, el mejor valorado es el Volvo XC 60 2.0 D, al que le sigue el Volkswagen Tiguan 2.0 D; mientras que en los puestos más bajos de la tabla se colocan el Land Rover Evoque 2.2 D y el Suzuki Gran Vitara 1.9 D.

¿Cómo se mide la fiabilidad?

Según el análisis de la OCU, las averías siguen siendo bastante frecuentes en los coches de hoy en día. Es más, un tercio de los encuestados asegura haber sufrido en alguna ocasión un fallo en su coche, mientras que un 16 % de ellos se han quedado tirados en la carretera alguna vez.

Para analizar la fiabilidad, los expertos de la organización tuvieron en cuenta el número de averías que se habían detectado en los automóviles de los encuestados en los últimos doce meses -excluyendo siempre los causados por un accidente- concluyendo que la iluminación interior sigue siendo el fallo más común. Así, los faros, los fusibles, las bombillas, los testigos del salpicadero, el cierre centralizado y los elevalunas eléctricos son los elementos del coche que más dolores de cabeza provocan en los consumidores.

Con un 21 % de anomalías, la electricidad sigue siendo la que más falla, seguida por el sistema de frenos, que acumula un 11 % de las averías. Con el 10 %, la electrónica del motor se queda con la medalla de bronce a los sistemas más problemáticos. La dirección, suspensión y los neumáticos se quedan en un cuarto lugar (con el 8 % de anomalías), seguidos por la alimentación (el carburador y la bomba de combustible). El motor, con un 7 %, ocupa el sexto lugar, mientras que la calefacción y el aire acondicionado acaparan un 6 % de los defectos detectados. Cierran la refrigeración y el embrague, ambos con un 5 % de las reparaciones.

La realidad es que el taller se lleva una parte importante del presupuesto familiar. Según distintos cálculos, entre las averías y el mantenimiento, los consumidores gastamos de media 300 euros al año en el taller.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
22 votos
Tags
Comentarios

¿Qué coches van menos al taller?