Euskaltel logra incrementar sus ingresos por primera vez en cuatro años gracias a la gallega R

Los datos revelan además que ya hay en Galicia 125.000 decodificadores de televisión de R instalados, su «mejor registro histórico»


redacción / la voz

La compra de la cablera R ya le está dando alegrías a Euskaltel. La empresa vasca presentó ayer sus cuentas del 2015, con la firma gallega integrada, y por primera vez desde el 2012, logra mejorar sus ingresos, gracias a lo que le aporta su nuevo socio. R se integró de forma efectiva en el grupo en diciembre, y en solo un mes reportó unos ingresos de 21,6 millones de euros. Euskaltel, sin R, facturó en conjunto 327 millones, a una media de 29 millones al mes. Es decir, la firma gallega factura casi tanto como la vasca.

El informe anual remitido ayer a la CNMV ofrece más datos que apuntan a esa igualdad entre las dos empresas. Así, R ha llevado al grupo a 249.000 clientes residenciales gallegos, frente a los 296.000 que tenían antes los nuevos dueños. En líneas de móvil, 335.000 (aunque un año antes declaraba 364.000), frente a los 337.000 de Euskatel. Y en clientes de banda ancha, la empresa dice haber crecido en un año en 171.000 usuarios, de los que 167.000 son clientes gallegos. Es decir, que sin R aquí el crecimiento habría sido de apenas 4.000 usuarios más en el País Vasco.

Los datos revelan además que ya hay en Galicia 125.000 decodificadores de televisión de R instalados, su «mejor registro histórico».

Ganancias de 7 millones

Con esos datos, Euskaltel ganó el año pasado 7,2 millones de euros, en contraste con los 36 millones del ejercicio anterior. Una buena parte de la reducción de las ganancias tiene que ver con los gastos extraordinarios que tuvo que afrontar tanto para salir a bolsa -lo hizo el pasado verano- como por la compra de R. Solo la gestión de esta operación le supuso algo más de cinco millones de euros. Además, el grupo tuvo que acudir a un crédito extraordinario de 600 millones y a una ampliación de capital para comprar la cablera gallega, una operación valorada en 1.190 millones de euros (incluyendo la deuda unos 200).

En ese nuevo crédito que la vasca firmó con un grupo de entidades financieras para afrontar la compra de R se encuentra la gallega Abanca, según se ha sabido ahora por los informes presentados a la CNMV. Y esto es muy llamativo porque la entidad financiera gallega es doble parte interesada. Porque era titular de un 30 % de la firma vendida, y porque ahora es tercer mayor accionista de Euskaltel, con el 5,2 % del capital. Abanca recibió unos 267 millones por su participación en la empresa, y a cambio desembolsó unos 80 millones en nuevas acciones para tener ese 5,2?%. Ahora también se sabe que dio esos 40 millones en un nuevo préstamo.

El máximo accionista del grupo es otro banco, Kutxabank, que en cambio en esa operación de crédito extraordinario aportó bastante menos: 9 millones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Euskaltel logra incrementar sus ingresos por primera vez en cuatro años gracias a la gallega R