PSA quiere que la plantilla de Vigo trabaje más horas para conseguir un nuevo modelo

Ofrece un ERE extintivo para 160 veteranos de más de 57 años


vigo / la voz

PSA Peugeot Citroën pide nuevos esfuerzos a los trabajadores de la planta de Vigo para seguir en la pole position y conseguir la adjudicación de un nuevo modelo.

La dirección aún no ha dicho lo que planea. Ayer se limitó a convocar a los representantes del comité de empresa a abrir una negociación para pactar «medidas de flexibilidad al alza para poder dar respuesta a la posible adjudicación de nuevos modelos».

¿Qué le va a pedir PSA a la plantilla? La compañía, de momento, solo dice que no habrá propuesta de bajada de sueldos, como la que impuso hace ahora un año para entregar a la planta gallega el lanzamiento de una nueva gama de furgonetas, que saldrán al mercado a finales del 2017 bajos las marcas Peugeot, Citroën y Opel.

Pero los representantes de los trabajadores ya tienen una idea de por donde van a ir los tiros, porque cuando PSA dice «flexibilidad al alza» quiere decir trabajar más horas, para afrontar un aumento de la producción derivada de los nuevos modelos.

Nadie quiere dar ideas a la empresa, pero fuentes sindicales consultadas sospechan que el planteamiento estará en la línea de lo que están proponiendo otros fabricantes en España, y que pasa por considerar laborables los fines de semana, sin que ello conlleve un incremento de salario.

Ahora, los sábados que es necesario trabajar se pagan a mayores, siempre que el empleado no tenga un saldo positivo en la bolsa de horas (jornadas que el operario debe a la empresa). Lo mismo ocurre cuando se produce los domingos por la noche. Es flexibilidad al alza, pero actualmente se cobra más.

Apertura de negociaciones

Otra opción que han comenzado a plantear los fabricantes en España y que podría afectar a Vigo es el incremento de la jornada laboral a 10 horas, aunque los sindicatos consideran que esta medida no sería aplicable, porque no se puede hacer un turno de noche (la planta trabaja a tres turnos de lunes a viernes).

La hora del bocadillo (15 minutos) también puede ser otro de los motivos de discusión en la mesa de negociación que se abrirá a partir del próximo lunes.

En todo caso, la valoración a esta invitación a negociar de momento es de prudencia por parte de la plantilla de Vigo.

En la reunión preliminar celebrada ayer, la dirección de PSA anunció también su intención de presentar un ERE de extinción dirigido a los trabajadores más veteranos de la factoría. Esta medida responde a una petición de los propios sindicatos, y se plantearía para dar salida a entre 150 y 160 empleados de edades comprendidas entre los 57 y los 63 años.

«La idea es que los despedidos se acojan a dos años de paro y que después entren ya en la jubilación», explican representantes sindicales, que descartan que las vacantes se vayan a cubrir con nuevas contrataciones, al menos de momento.

Este recorte de personal se suma a otro ERE extintivo aprobado en el 2015 para otros 100 empleados veteranos; y se produce en el momento en que la plantilla de la factoría gallega se encuentra en el nivel más bajo, después de prescindir de todos los contratos eventuales.

La planta de Vigo, que en el 2013 contaba con 6.900 trabajadores, cerró el 2015 con 5.700, la cifra de empleo más baja en los últimos 40 años, frente a los más de 10.000 que llegó a tener en nómina en el 2007, cuando la fábrica batió su récord de producción (530.000 vehículos).

Fines de semana sin aumento de costes en Mercedes y Renault

Las fábricas españolas parecen haberse puesto de acuerdo para plantear mayores esfuerzos a sus plantillas. La moneda de cambio es la adjudicación de nuevos modelos, es decir, la garantía de carga de trabajo.

Con este fin, la dirección de Renault en Valladolid ha pedido a su comité la necesidad de poner en marcha un turno de fin de semana y festivos «sin incremento de costes». El turno que propone Renault trabajaría con carácter general doce horas sábados, domingos y festivos y estaría integrado por eventuales contratados del exterior y una pequeña parte de empleados que procedería del interior de la empresa.

También el grupo alemán Mercedes Benz, con planta en Vitoria, cree necesario establecer los sábados como día laborable normal y combinar diferentes turnos y horarios, desde 5 hasta 9 horas diarias en función de la demanda. Pero además desde Mercedes piden establecer turnos de 10 horas diarias de lunes a sábado a dos turnos, garantizando 4 días de presencia semanal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

PSA quiere que la plantilla de Vigo trabaje más horas para conseguir un nuevo modelo