redacción / la voz

La banca, la dueña de Nueva Pescanova -la sociedad que ha resultado de la reconversión de la multinacional pesquera gallega tras el concurso de acreedores-, tiene ya prácticamente lista la composición de su consejo de administración, con Jacobo González-Robatto como presidente, Ignacio González como consejero delegado (acaba de ocupar el puesto), y diez personas más, de carácter independiente. Los doce miembros de ese órgano serán elegidas a la última semana de este mes en una junta extraordinaria de accionistas que se celebrará en Vigo. Ahí se marcará un nuevo hito en el renacer de la compañía tras los convulsos últimos tres años; justo en febrero del 2013 la empresa anunciaba su preconcurso.

Las personas que ocuparán ese consejo han sido seleccionadas entre los propios bancos (Popular, Sabadell, Abanca, Caixabank, Bankia, BBVA y el italiano UBI) bajo la supervisión de González-Robatto. Entre ellos habrá al menos dos gallegos (sin contar con que Robatto y González tienen orígenes gallegos). Se trata de Óscar García Maceiras y Antonio Couceiro. El primero es el actual asesor jurídico y secretario del consejo de la Sareb, el banco malo. Anteriormente había sido miembro destacado de las cúpulas del Pastor y del Popular, donde coincidió con el propio Robatto. Según las fuentes consultadas, García Maceiras no tendría por qué dejar la Sareb.

Antonio Couceiro, por su parte, es un veterano directivo con experiencia en el sector marítimo (fue presidente del puerto de A Coruña), industrial (fue conselleiro de esa área) y de la distribución. Su último cargo fue el de director general de Begano, la embotelladora de Coca-Cola. Ahora es consejero en Inveravante, el grupo de Manuel Jove.

Junto a ellos estará, según las fuentes consultadas, el expresidente de cementos Portland, José Luis Sáenz de Miera, otro conocido directivo que también ha trabajado para auditoras internacionales. Ocupará otro puesto en el consejo Ramón Mas Sumalla, ejecutivo vinculado a la familia catalana Lara, del grupo Planeta. De hecho, preside su sociedad patrimonial Inversiones Hemisferio.

De los 12 asientos del consejo de Nueva Pescanova, los nuevos dueños (los bancos, con el 80 % del capital) reservarán entre uno y dos a los accionistas de la vieja Pescanova, la que está suspendida de cotización en bolsa, y que tiene el 20 % del grupo. Es posible que por esa vía entren Diego Fontán (marido de la Carolina Masaveu, accionista de referencia) y Alejandro Legarda.

A partir de ahí, ese órgano tendrá que tomar decisiones como la ampliación de capital de hasta 1.000 millones de euros que se planea para antes de verano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El asesor jurídico de la Sareb y Antonio Couceiro, consejeros en Nueva Pescanova