Un empresario lucense litiga con la Xunta para montar un parque eólico sin subvenciones

Dolores Cela Castro
dolores cela LUGO / LA VOZ

ECONOMÍA

Juan Antonio Martínez Dapena y su asesor creen que el Ejecutivo gallego está obligado a cambiar la normativa

30 ene 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

El empresario Juan Antonio Martínez Dapena, que representa a Sociedad Eólica Lucense SLU, anunció que llegará hasta el final en el pleito entablado contra la Xunta de Galicia, que le denegó la autorización para montar un parque eólico de dos megavatios en el municipio de Pol. Según el industrial, expresidente de la Confederación de Empresarios de Lugo (CEL), no le autorizaron a poner en marcha la instalación, que permitiría suministrar energía eléctrica a entre 900 y 1.000 familias, porque renunció a cobrar las ayudas públicas.

El empresario cree que el resultado de la última subasta eólica estatal, en el que se adjudicaron 500 megavatios aplicando la nueva normativa, le da la razón en sus planteamientos. Según señaló Martínez, fueron repartidas sin prima porque ninguna de las empresas que se presentaron la requirieron. «Esta es la prueba -señaló- de que mi proyecto no era un disparate». «La tecnología y el abaratamiento de costes permiten que los parques se instalen sin ayudas públicas y, mientras yo estaba pidiendo esto, la Xunta estaba adjudicando 1.260 megavatios con primas».

Martínez, que proyectaba construir una veintena de parques eólicos de características similares al de Pol, solicitó autorización administrativa para construir la planta de generación de energía eléctrica en noviembre del año 2011. Según el empresario, en la Xunta le dijeron que cómo iba a montar una instalación de estas características sin subvención. A partir de ese momento, el propietario de Sociedad Eólica Lucense decidió iniciar acciones judiciales para poder llevar a cabo sus proyectos. En febrero del pasado año, el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia rechazó el recurso presentado contra la desestimación por silencio administrativo de la Consellería de Economía e Industria del recurso de alzada interpuesto contra la resolución que le denegaba la autorización para el parque de Pol. Ahora está a la espera de que resuelva el Tribunal Supremo. Juan Antonio Martínez pretendía acogerse al régimen ordinario de la Ley 54/1997 del Sector Eléctrico para producir energía eléctrica sin ayudas públicas. Se encontró con que la Lei 8/2009 de aprovechamiento eólico de Galicia solamente desarrollaba el régimen especial, que sí las contemplaba.