El resultado de la subasta eólica prolonga la parálisis del sector

f. f. REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

Gas Natural Fenosa, Iberdrola y Enel Green Power España quedaron fuera porque ninguna pudo (o quiso) superar el precio de las ganadoras, cero euros en primas

15 ene 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

La primera subasta eólica que convoca el Ministerio de Industria para adjudicar incentivos a la producción de esa energía y dinamizar así de nuevo el sector ha obtenido un resultado cuando menos raro. Los 500 megavatios que salieron a concurso se los repartirán tres compañías: dos grupos empresariales de Aragón y Energías de Portugal (EDP). Gas Natural Fenosa, Iberdrola y Enel Green Power España quedaron fuera porque ninguna pudo (o quiso) superar el precio de las ganadoras: cero euros en primas. Es decir, no recibirán incentivo económico alguno, sino que los parques que construyan cobrarán la energía a precio de mercado.

Esto último es, para el sector, un sinsentido porque para eso, razonan fuentes del negocio, no era necesario concurrir a la subasta, cuyo gran atractivo eran únicamente los incentivos que se podrían obtener, y que esta, por tanto, no ha servido para nada. Pero la puja discurrió de forma completamente legal y el resultado ha sido validado ya por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Fuentes del sector mostraron su sorpresa por el desenlace de la puja e incluso arrojaron dudas sobre si esos 500 megavatios eólicos adjudicados se vayan a construir realmente, sobre todo porque las empresas adjudicatarias no ganan nada. Consideran que solamente una prima a la producción puede garantizar la rentabilidad de un parque eólico.