Coca-Cola incrementa más de un tercio su producción en A Coruña tras la reconversión

Amplía su área de distribución a Asturias, León y Zamora, y aumenta su plantilla un 4 %


redacción / la voz

Dos años después de la fuerte reestructuración que supuso el cierre de varias fábricas y la salida de cientos de empleados, Coca-Cola Iberian Partners, la sociedad embotelladora del gigante estadounidense, ya está trabajando al 100 % con su renovada estructura operativa y distribución regional. Una operación en la que Galicia no ha salido mal parada. La empresa ha incrementado un 36 % su producción desde la planta coruñesa de la antigua Begano, hasta despachar 168 millones de litros de refrescos en 18,5 millones de cajas. Son los números con los que cerró el 2014 y con los que también concluirá (incluso algo por encima) este 2015. Antes de la reestructuración, de Galicia salían unos 133 millones de litros en 13,5 millones de cajas. El salto, admite la empresa, es considerable y tiene que ver, principalmente, con el nuevo territorio que abarca la empresa desde este rincón de la península. Desde A Coruña sale ahora producción hacia Asturias, León y Zamora, territorios nuevos que se suman al de la propia comunidad y que antes se suministraban desde la clausurada planta asturiana.

La fábrica de A Coruña, tras una fuerte inversión para renovar parte de las instalaciones, ha incrementado el trabajo en sus diferentes líneas (hasta 8 o 9 turnos a la vez, frente a los 6 anteriores), sobre todo para cubrir los picos de demanda, en Navidad, Semana Santa y verano.

La reestructuración del grupo ha conllevado también un movimiento de trabajadores de otras zonas hacia las fábricas que han quedado abiertas. En A Coruña hay ahora unas 180 personas empleadas en temporada alta (125 de forma regular), y la plantilla en Galicia alcanza las 315, según fuentes de Iberian Partners. Eso supone, según sus cifras, un incremento del 4 %, considerable teniendo en cuenta el impacto laboral que supuso la reorganización.

El incremento del negocio ha conllevado, a la vez, la aparición de nuevas necesidades, sobre todo de almacenamiento. El grupo ha decidido mudar sus instalaciones logísticas desde Bergondo a Betanzos, a un nuevo espacio en el polígono de Piadela, con mayor capacidad que los dos almacenes que ocupaba hasta la fecha. El traslado se ejecutará en los próximos días.

Y todo esto coincide a la vez con la integración de los embotelladores europeos de Coca-Cola, con la creación de un nuevo grupo en el que el accionista de referencia será Iberian Partners, cuyo capital encabeza la familia catalana Daurella.

El trabajo en A Coruña se reparte en una planta que ha crecido hasta los 47.000 metros cuadrados y que llega a despachar unas 66.000 latas cada hora. Desde ahí se embotella un refresco que llega inicialmente en forma de jarabe desde una fábrica del grupo de Irlanda, y se mezcla con azúcar y agua para conformar las diferentes referencias que se embotellan desde Galicia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Coca-Cola incrementa más de un tercio su producción en A Coruña tras la reconversión