El alza del coste del CO2 obliga a la industria a reducir las emisiones

j. m. c. madrid / colpisa

ECONOMÍA

PACO RODRÍGUEZ

Las empresas que más contaminan tendrán que asumir una factura mayor a través del mercado de derechos de emisión de dióxido de carbono

21 dic 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

Las empresas que más contaminan tendrán que asumir una factura mayor de la que hasta ahora pagaban a través del mercado de derechos de emisión de dióxido de carbono (CO2). El precio que abonan las compañías sujetas a obligado cumplimiento por la normativa medioambiental -eléctricas, refinerías, coquerías, cementeras, siderúrgicas y papeleras- aumentará en los próximos años desde los mínimos en los que se ha movido hasta hace poco tiempo hacia niveles previos a la crisis, cuando más alto cotizaba. Las previsiones de los expertos apuntan que el coste de emitir CO2 puede dispararse hasta los 30 euros por tonelada, esto es, hasta cuatro veces más de lo que se abona ahora por ese mismo derecho, que se encuentran en los 7,6 euros.

Poco a poco

Los cambios llegarán poco a poco tras la implantación de los acuerdos de la Cumbre de París, de la que salió un protocolo de actuación en la lucha contra el cambio climático en el que se estableció el objetivo de impedir que la temperatura de la Tierra aumente en dos grados, además de un programa de inversiones de 100.000 millones. Estas metas implicarán un nuevo panorama para las corporaciones que emiten CO2 y, por tanto, un cambio en sus cuentas.

Todos los analistas coinciden en que a partir de ahora los costes no serán tan bajos. Hasta el momento ha sido así «porque con la crisis y la caída de actividad económica, a muchas empresas que se les habían asignado estos derechos, les sobraban», explica Andrés Barceló, director general de Unesid, la patronal de la siderurgia.