La aeronáutica gallega levanta el vuelo

La industria cierra el año de su impulso definitivo con más de 130 millones de inversión para proveer a los mayores constructores, e impulsar el desarrollo de tecnología propia aeroespacial

El sector aeronáutico en España El sector aeronáutico en España

redacción / la voz

El peso de Galicia en la industria aeronáutica ha dado este año un salto cualitativo. Este pequeño, pero afianzado sector, ha invertido más de 130 millones de euros en mejoras productivas para proveer (en diferentes niveles de subcontratación) a los cuatro mayores fabricantes de aviones del mundo: Airbus, Embraer, Boeing y Bombardier.

La mayor parte de esta inyección es privada (75 millones), y supone el mayor esfuerzo inversor realizado nunca por las compañías del sector gallego.

Coasa, con sede en el parque tecnológico de Ourense, inyectará 45 millones de euros en las instalaciones, para acondicionarlas a nuevos pedidos, que no son pocos. La filial ourensana del grupo Aernnova fabrica dos importantes componentes del modelo A320 Neo, del que la aerolínea india Indigo adquirirá 250 unidades: las puertas del tren de aterrizaje y los spares del estabilizador horizontal. El contrato incrementará de forma importante la actividad de la planta y de sus principales auxiliares gallegas especializadas en mecanizado: Utingal (en Tui, Pontevedra) y Laddes Work, en Ourense.

Airbus, primer cliente

Aernnova es la adjudicataria del 100 % de las puertas del tren de aterrizaje del A320 Neo y Coasa asume el 25 % de esa producción; y también ha ganado este año otro contrato con Airbus en Nantes para la fabricación de los alerones del A380, el mayor avión de pasajeros del mundo. «Tenemos la fortuna de pertenecer a uno de los 10 grupos del sector más importantes a nivel mundial. Eso nos permite acceder a constructores importantes y ser muy competitivos», afirma Yago Fontán, director gerente de Coasa, además de vicepresidente del Consorcio Aeronáutico Gallego.

La segunda gran empresa gallega del sector es Delta Vigo, una fábrica de pura ingeniería en pleno proceso de expansión con capital cien por cien gallego.

La empresa que preside Francisco Puga tiene plantas en Vigo e Illescas (Toledo), y acaba de invertir 30 millones en su tercera factoría en Galicia, cuya primera fase estará en funcionamiento a finales del 2016. Con ella, la compañía viguesa prevé elevar la facturación desde los 22 millones actuales hasta los 60, en el horizonte del 2020. Los pedidos contratados para los cuatro grandes constructores así lo permitirán, según ha asegurado el propio Puga.

Udega, la Unión de Empresas Gallegas de Aeronáutica, que preside Jesús González y que agrupa a 7 firmas del metal también tiene planes de crecimiento, pese a que solo tienen 3 años de vida como agrupación. Este ejercicio han conseguido paquetes importantes y ya desarrollan piezas de avión en Galicia. Han anunciado una inversión de 4 millones en nuevas instalaciones.

Tecnología propia

Además de la iniciativa privada, la parte pública también se ha volcado en impulsar el sector aeronáutico gallego. La mejor muestra es la apuesta que el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), organismo dependiente del Ministerio de Defensa, ha hecho por la comunidad, al fijar en Lugo la base del Centro de Investigación Aerotransportada de Rozas (CIAR), presupuestado en 10 millones, a los que la Xunta prevé inyectar 45 más hasta el 2020. En la nómina de futuros socios tecnológicos figuran en primer lugar, y como gran favorito Airbus, Boeing Indra, Inaer o Thales. También la Unión temporal de empresas UAV-Galicia, aunque según fuentes del sector, esta agrupación habría quedado fuera, de momento.

La otra gran novedad en materia de investigación es la creación, hace apenas un mes, de la Fundación Centro de Innovación Aeroespacial de Galicia, impulsada por el Consorcio de la Zona Franca y la Universidad de Vigo. Nace para ser foco de innovación y desarrollo de todo el noroeste peninsular para este nuevo sector industrial.

La comunidad genera un 4,3 % de los 8.000 millones de la facturación anual en España

La actividad aeronáutica y aeroespacial generó el 0,04 % de las exportaciones de la comunidad gallega en el 2014 gracias a la labor de medio centenar de empresas y organizaciones certificadas y de otras 40 con potencial para introducirse en el mercado a corto plazo. No es mucho, pero más que la cantidad, lo que cuenta es la calidad de una producción básicamente de ingeniería que es puro valor añadido, según datos del Consorcio Aeronáutico Gallego, una organización que, pese a tener ya 8 años de existencia, ha adquirido este año personalidad jurídica propia.

El peso de la comunidad gallega en el conjunto del sector es, en términos económicos, apenas un 4,3 % de una facturación que, según datos de Tedae (la Asociación Española de Empresas Tecnológicas de Defensa, Aeronáutica y Espacio) es de 7.600 millones de euros (dato de la memoria publicada este mes).

La comunidad líder en el sector aeroespacial español es Madrid, que acapara prácticamente la mitad del negocio que se genera en España. Le sigue Andalucía, con casi el 22 %.

El sector emplea a más de 40.000 trabajadores, un 3,8 % de ellos en la comunidad gallega.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La aeronáutica gallega levanta el vuelo