La Navidad, ¿mejor al contado o con tarjeta?

Los expertos aconsejan estudiar la letra pequeña de los créditos exprés para no llevarse un disgusto en enero


redacción / La Voz

Asegura un estudio publicado por la consultora Deloitte que cada español gastará, de media, 684 euros durante este mes y medio de desenfreno navideño. El presupuesto dedicado a llenar la despensa para las grandes celebraciones familiares o preparar los paquetes que se dejarán debajo del árbol subirá un 10 % después de siete años de contención, gracias a la mejoría de la confianza de los consumidores en la evolución de la economía y al enderezamiento del mercado laboral. Otra cosa es que los consumidores tengan ese dinero en el bolsillo.

Para muchos no habrá más remedio, si no quieren hacerles un ERE a los Reyes Magos, que tirar de tarjeta, o incluso de crédito exprés. Otros lo harán, simplemente, por darse un capricho. En concreto, según un estudio del comparador Kelisto, más de 3,5 millones de españoles recurrirán durante estas semanas a productos financieros que les permitan afrontar los gastos extras propios de esta época. Y eso a pesar de que, como recoge Deloitte, la mejora de la renta disponible en los hogares y la experiencia de estos años de crisis, haya concienciado de los riesgos de un endeudamiento excesivo. De hecho, casi un 30 % de los encuestados por la consultora aseguran que este año tratarán de no pedir dinero prestado, ni siquiera a familiares o amigos, para sufragar los gastos navideños.

Para aquellos a los que no les quede más remedio que acudir al préstamo, las opciones son diversas y, coinciden los expertos, es crucial estudiar la letra pequeña para evitar disgustos en plena cuesta de enero.

«Resiste la tentación de endeudarte en exceso, porque lo pagarás caro», aseguran en la OCU que, en un reciente informe, alerta de los riesgos de los créditos rápidos de las pequeñas financieras que se anuncian por televisión y en Internet. Y es que tras unas ventajas innegables -no hay que presentar nómina ni casi trámites, basta con tener un móvil y una cuenta corriente-, «esconden condiciones que son absolutamente desaconsejables». «Por disponer de 300 euros durante 30 días, te cobran comisiones que superan los 90 euros, lo que supone pagar una TAE que ronda el 3.000 %», ejemplifica la organización de consumidores. Y eso, claro, siempre que se amorticen a tiempo, porque como haya un impago las comisiones se disparan. Es el camino más fácil para conseguir el dinero, pero también el que puede deparar más disgustos en el futuro.

Alternativas para financiarse

Pero no son los microcréditos la única vía para financiar las compras de Navidad. Los propios comercios, conscientes de las necesidades de algunos clientes, han lanzado en los últimos años sus propias líneas de crédito. Es el caso de El Corte Inglés, que a través de su financiera concederá hasta mil millones de euros en préstamos preautorizados para los titulares de su tarjeta de compra. El pago de los cargos realizados hasta el 5 de enero se podrá aplazar, sin coste, hasta el 29 de febrero, o fraccionar en tres cuotas sin intereses también desde esa fecha. Por su parte, Carrefour permitirá financiar compras de entre 200 y 2.000 euros, que se podrán pagar en doce mensualidades sin coste adicional, ya que se aplica una TAE del 0 %.

En caso de que no haya financiación del comercio, o que esta no tenga unas condiciones atractivas, se puede recurrir a aplazar las compras realizadas con la tarjeta de crédito. Aunque suele ser más caro que hacerlo con un préstamo personal, hay algunos plásticos que ofrecen condiciones ventajosas. Según el estudio de Kelisto, las visas de Abanca son la mejor alternativa para financiar pequeños importes, ya que solo aplican una cuota fija de 2,45 euros por fraccionar en tres cuotas.

En el caso de los préstamos personales, la dificultad es encontrar algún banco que financie cantidades pequeñas como pueden ser las de los gastos navideños, por lo que quedaría otra vía: los adelantos de nómina, aunque estos solo están disponibles para clientes ya vinculados con alguna entidad.

Sea cual sea el producto por el que se opte, la recomendación es la misma: mucho ojo con la letra pequeña, para que un crédito no haga aún más empinada la cuesta de enero.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La Navidad, ¿mejor al contado o con tarjeta?