Luis Mingo Martín: «En cinco años Emesa estará ya al 90 % de su capacidad»

«Vamos a hacer crecer la empresa, y consecuentemente la plantilla aumentará», dicen los nuevos dueños de esa firma

.

redacción / la voz

El grupo familiar Soil firmó esta semana la compra de una firma emblemática, reconocida mundialmente por sus estructuras industriales, pero venido a menos: Emesa. Isolux se deshace de este activo en Galicia y los compradores ven «una enorme oportunidad de crecimiento». Lo explica Luis Mingo, hijo del fundador de Soil (que fue a su vez presidente de Sogama): «La empresa tiene unas capacidades reconocidas a nivel internacional, ha sido un referente y queremos que lo vuelva a ser». «Es una empresa que lo ha pasado muy mal, pero continua teniendo la capacidad de ser un líder, por instalaciones, profesionales y conocimiento», añade.

-¿Qué aportarán ustedes? 

-Soil aporta una nueva forma de gestionar, un nuevo enfoque centrado en el cliente y en la calidad. Además, aportamos solvencia financiera y gran experiencia en el negocio internacional.

-¿Cuánto han pagado?

-Los compromisos de la venta no nos lo permiten comunicar.

-¿Qué oportunidades de negocio ven dentro y fuera de España? 

-Actualmente el sector industrial y de infraestructuras se está moviendo a nivel internacional, no podemos pensar en una empresa centrada únicamente en España. Existen desarrollos importantes en México, en Colombia y en general en Iberoamérica. Los países árabes también deben ser un mercado importante para nosotros. Fundamentalmente, Emesa tiene que continuar con su negocio de estructuras singulares, pero tenemos que dar un giro hacia la industria, queremos ser referentes en este sector que se ha visto tan maltratado por la crisis y colaborar en la reindustrialización de Galicia.

-¿Contratarán más empleados? 

-Eso sería una magnifica señal. Por supuesto que el objetivo es crecer, actualmente el número de trabajadores es muy bajo. Vamos a hacer crecer la empresa, y consecuentemente la plantilla aumentará.

-Usted ya ha visto a los trabajadores. ¿Qué le han trasladado? 

-Ilusión por un nuevo proyecto. Son los primeros que quieren que su empresa crezca, que sea una empresa fuerte y estar orgullosos del trabajo que realizan.

-¿Hay algún agujero en la compañía? Deuda elevada, proyectos que no se puedan realizar, demandas laborales... 

-Evidentemente existen muchos problemas de toda índole después de muchos años con pérdidas en la empresa. Ninguno es insalvable y ahora nos tenemos que remangar para resolverlos y sentar las bases del crecimiento.

-¿Qué carga de trabajo tiene exactamente ahora Emesa? 

-Hay cuatro proyectos, pero esto no es lo importante, nuestra compra no se ha basado en la cartera actual si no en los proyectos que alcanzaremos en el futuro.

-¿A quién pondrán al frente? 

-En los primeros momentos la gestión la asumiremos personalmente la dirección de Soil. En un período corto de tiempo se producirán nuevas incorporaciones de profesionales con amplio conocimiento del sector y capacidades comerciales, que es lo que actualmente necesita la empresa.

-¿Objetivos a corto plazo? 

-El año que viene necesitamos un crecimiento muy grande y en cinco años deberíamos alcanzar niveles de producción para colocarnos en torno al 90 % de la capacidad productiva.

-Hace unos meses, la empresa hizo una segregación, creando Coirós Activos Industriales. ¿También lo han comprado? 

-Al final esa segregación no se realizó. Soil ha comprado el 100 % de Emesa con todos sus activos.

Votación
5 votos
Comentarios

Luis Mingo Martín: «En cinco años Emesa estará ya al 90 % de su capacidad»