Los países fabricantes obligan a suavizar la norma europea de emisiones

A partir de septiembre del 2017 se abre un período transitorio de dos años durante los cuales los nuevos modelos no podrán rebasar en más en un 110 % el límite de los 80mg/km de óxido de nitrógeno


bruselas / corresponsal

Europa blinda al sector del automóvil. El temor al impacto del escándalo Volkswagen sobre la industria y a que la rigidez de las normas tuerza el modelo de negocio de los fabricantes empujó ayer a los 28 países de la Unión Europea a descafeinar la propuesta de Bruselas para endurecer la legislación sobre emisiones contaminantes. 

La presión de países como Alemania, España, Italia, el Reino Unido e Italia fue determinante para cerrar un acuerdo laxo que permite velar por los intereses del sector. Solo Holanda se opuso en la votación. Dinamarca y la República Checa mostraron sus reservas. 

Los fabricantes tendrán tiempo y margen suficiente para adaptarse. A partir de septiembre del 2017 se abre un período transitorio de dos años durante los cuales los nuevos modelos no podrán rebasar en más en un 110 % el límite de los 80mg/km de óxido de nitrógeno en los diferentes test, frente al margen del 60 % que proponía la Comisión Europea. A partir de septiembre del 2019 los vehículos fabricados no podrán rebasar los 120mg/km.

«Esto es un amaño vergonzoso que, una vez más, pone los intereses de los fabricantes de automóviles por delante de la salud de las personas», se quejó ayer la principal negociadora de la Eurocámara en materia de calidad del aire, Catherine Bearder.

A pesar de la mano izquierda de los Gobiernos, la nueva normativa endurece sustancialmente las reglas vigentes y obligará a los fabricantes a hacer las pruebas de emisión fuera de los laboratorios, en carretera y bajo distintas formas de conducción.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

Los países fabricantes obligan a suavizar la norma europea de emisiones