El Gobierno propuso a Bruselas aumentar la cifra de emisiones de los coches diésel

El texto pedía un 40 % más de lo que plantea Europa

Trabajadores en una planta de Volkswagen
Trabajadores en una planta de Volkswagen

La organización ecologista Greenpeace ha calificado de «inaceptable» que el Gobierno proponga que se puedan permitir más emisiones contaminantes a los vehículos, según recoge un documento de la Comisión Europea. La ONG destaca que este documento se ha conocido «en plena crisis por el fraude de Volkswagen» y confirma que España, en vez de limitar las emisiones, pide que se aumenten.

Por ello, acusa al ministerio de Industria, Energía y Turismo de poner por delante los intereses de la industria automotriz a la salud de la ciudadanía y, en este escenario ha lanzado una petición a este departamento y al de Medio Ambiente para que se exijan controles de las emisiones más estrictos. El documento de la Comisión Europea recoge la propuesta de España para permitir subir la cifra de emisiones de dióxido de nitrógeno (NO2) de los vehículos diesel (56 miligramos extra, un 40 % más de lo que plantea Europa) y retrasar el tiempo de implementación de los límites de emisiones para que la industria «pueda adaptarse».

«Exigimos al Gobierno y a todos los partidos políticos que tengan en cuenta, por encima de todo, la calidad de vida de los ciudadanos, además de analizar los enormes costes económicos que tienen para la salud los contaminantes atmosféricos como el NO2», ha declarado la responsable de la campaña de Energía de Greenpeace, Marina Bevacqua.

Además, la ONG recuerda que, según la Organización Mundial de la Salud, las emisiones de dióxido de nitrógeno y sus sustancias derivadas, como el ozono, pueden desencadenar el asma y causar enfermedades pulmonares como el cáncer de pulmón. Estas emisiones también están vinculadas a una mayor incidencia de enfermedades del corazón y a muertes prematuras.

En este contexto, estima que el ministro José Manuel Soria se escuda tras una supuesta desventaja competitiva con Estados Unidos por tener límites altos, pero que no menciona Soria que los límites de emisiones de NOx en Estados Unidos son más restrictivos que los de Europa. Aún así, el Gobierno español en cambio está buscando excusas para darle carta blanca a la industria automotriz. Finalmente, denuncia que esta «no es la primera vez» que el Gobierno español se alinea con las grandes corporaciones para defender sus intereses económicos frente a los impactos de sus actividades sobre la salud ciudadana.

Este mismo año Greenpeace denunció la intrusión de las eléctricas en las delegaciones del gobierno de España donde se estaban decidiendo los nuevos límites de emisiones contaminantes a la atmósfera, incluidos los NOx, que podrán emitir la centrales térmicas de carbón. En este caso España también pedía límites más permisivos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El Gobierno propuso a Bruselas aumentar la cifra de emisiones de los coches diésel