Un suspenso a la evolución del empleo en Galicia

En los seis años de la actual Xunta, el paro ha crecido en la comunidad más del doble que en la media del país


En los debates en el Parlamento de Galicia, como el que se celebró estos días, cada grupo político maneja una batería de datos diferentes, muchas veces contradictorios, que acaban causando confusión en la ciudadanía. Para poder valorar de forma objetiva la evolución del mercado de trabajo en Galicia durante los gobiernos presididos por Feijoo, vamos a comparar los datos del segundo trimestre del 2009 -período de constitución del primer Ejecutivo- y los del segundo trimestre del 2015, que son los últimos disponibles. La fuente es la encuesta de población activa que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE). La evolución es negativa en esos años de crisis, por lo que resulta útil compararla con la media española para saber si las cosas han ido mejor o peor en Galicia que en el resto de comunidades autónomas.

Población Activa

Una variable que cae. La población activa la componen todas las personas que trabajan o buscan un empleo de forma activa. Es la primera variable del mercado laboral y su evolución depende tanto de la demografía (población, envejecimiento, emigración?) como de las expectativas de las personas de encontrar un empleo. En el 2009, la población activa de Galicia era de 1.319.600 personas y seis años después es de 1.262.400: 57.200 menos. Expresado en porcentaje, en Galicia baja un 4,3 % frente al 1,2 % en el conjunto de España.

Ocupados

Se reducen. El número de personas con empleo es la variable central en el mercado de trabajo y el principal indicador de su evolución. Cuando se inició el Gobierno Feijoo, había en Galicia 1.153.000 personas trabajando. Seis años después se han reducido a 1.010.000, por lo tanto, en esta etapa se han destruido 143.000 empleos. Expresado en porcentajes, el balance es de una caída del 12,4 % en Galicia frente al 6,7 % de media de España.

Sectores

La pérdida de empleo afecta mucho a la industria. La crisis no ha repercutido solo en el sector de la construcción. En estos años se ha perdido también mucho empleo industrial, que es el más difícil de recuperar. En el 2009 había casi 200.000 personas trabajando en la industria en Galicia y en el 2015 son 162.000: se han destruido 37.000 puestos industriales, casi un 18,6 %, frente a un 11,4 % en España.

Parados

El desempleo ha crecido mucho. Si en el segundo trimestre del 2009 había 167.000 personas desempleadas en Galicia, ahora -a pesar de la ligera bajada en los últimos meses- hay 253.000. Son 86.000 gallegos más que hace seis años, que en porcentaje supone un alza del 51,5 % frente a una media española del 24,4 %.

Tasa de desempleo

Sube todavía más. La tasa de paro es un cociente entre la población desempleada y la activa. Como el numerador (paro) aumentó y el denominador (población activa) bajó, el resultado es un aumento significativo de la tasa: en el 2009 era del 12,6 % y en el 2015 se sitúa en el 20 %, tras crecer el 58,7 %, más del doble que en el resto del Estado, el 26 %.

Reinserción difícil

El paro de larga duración. Una de las peores características del desempleo en nuestro país es el peso creciente del paro de larga duración (más de un año), porque tiene consecuencias muy negativas para quienes lo sufren. Al comienzo de la crisis, el número de parados en esta situación era bajo, apenas 45.000. Hoy, debido a la duración de la crisis, el paro de larga duración integra al grupo mayoritario del desempleo: 154.000 personas. En estos seis años se ha multiplicado por 2,5 veces -el 239 %- frente a tres veces -el 291 %- en España.

Manuel Lago es profesor en la Escuela de Relaciones Laborales de A Coruña

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
21 votos
Comentarios

Un suspenso a la evolución del empleo en Galicia