Noruega es ya el tercer accionista de Volkswagen

El nuevo responsable del grupo en Estados Unidos abandonará la compañía por diferencias de opinión sobre la futura estrategia 


berlín / e. la voz

Las acciones de Volkswagen llevan semanas en caída libre y los hay que han sabido sacar provecho del desplome. Entre ellos, el fondo de pensiones del Gobierno de Noruega, que ha comprado más de 18 millones de acciones de la filial BMW. El mayor fondo soberano del mundo, con un capital valorado en 775.000 millones de euros, ha desembolsado 1.600 millones en esta operación, que está dirigida a amortizar las fuertes pérdidas que registró la entidad en el segundo trimestre, su primer resultado negativo en tres años.

Pero además, la maniobra coloca al NBIM (por sus siglas en noruego) como el tercer mayor accionista de VW, con el 3,01 % del capital. Los primeros son los hermanos Susanne Klatten y Stefan Quandt, con el 46,7 % ciento, seguidos a mucha distancia por la gestora estadounidense Blackrock, con el 3,09 %.

Entretanto, la empresa no deja de encajar golpes. Ayer se supo que el actual presidente de Skoda y futuro director de actividades de Volkswagen en Estados Unidos, Winfried Vahland, abandonará la compañía. Tal y como adelantaba el semanario Auto Bild, Vahland se retira por diferencias de opinión sobre la futura estrategia de Volkswagen en el mercado estadounidense.

A sus 58 años, Vahland era uno de los pesos pesados del grupo. Es más, su nombre llegó a barajarse entre los candidatos a reemplazar a Martin Winterkorn en la presidencia. Y cuando Matthias Müller, hasta ese momento jefe de Porsche, asumió las riendas de la empresa, anunció cambios en la cúpula directiva como señal inequívoca de que VW necesita un lavado de imagen. Entre sus decisiones estaba precisamente la de colocar a Vahland al frente del grupo en Estados Unidos.

Por si eso fuera poco, ayer Der Spiegel publicaba que en la manipulación de los motores diésel podrían estar implicados hasta 30 directivos de Volkswagen, la mayoría altos cargos, y no «un pequeño grupo», como viene asegurando la compañía. El rotativo, que dice haber accedido al informe interno que elabora desde hace semanas el despacho de abogados Jones Day, insiste en que todos los implicados serán despedidos próximamente. Un portavoz del grupo desmintió la noticia. Hoy está previsto que Matthias Müller vuelva a dar la cara para informar a la cúpula directiva sobre el estado de la investigación, la reparación de los vehículos afectados y posibles programas de ahorro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

Noruega es ya el tercer accionista de Volkswagen