McDonald's ensaya una revolución: atender como en un restaurante tradicional

La reserva implica pedir una nueva hamburguesa de la cadena. ¿El fin de la comida rápida o una estrategia de marketing? 


McDonald's se plantea una vuelta a los orígenes de la hostelería. Su campo de pruebas será Suecia, donde la cadena de restaurantes de comida rápida, devota del autoservicio, ensaya el modelo de atención tradicional. Sus clientes podrán reservar mesa desde sus casas y ser atendidos en sus locales como en un establecimiento normal.

La prueba se llevará a cabo, entre el 25 de septiembre y el 2 de octubre, en 31 restaurantes de los 36.000 que tiene el grupo estadounidense, rey mundial de la hamburguesa. Los clientes de estos establecimientos serán los primeros de la cadena que no tendra que pasar por la caja o un terminal electrónico antes de comer. Ya no será, por tanto, necesario cargar con la bandeja o elegir menú en un pantalla táctil.

Los clientes deberán, eso sí, reservar mesa en bookatable.se, una web que ofrece una amplia lista de restaurantes. El menú, para entre una y cuatro personas, se compondrá de al menos dos productos, incluida una hamburguesa denominada Maestro Classic. «Es innovador, pero también es una vuelta atrás en el universo de la restauración» respecto al fast-food inventado en los años 1950, considera Nicolas Nouchi, de la asesoría CHD Expert.

¿Atraer otro tipo de cliente o puro márketing?

«Las fronteras están borrándose: ya no hay realmente establecimientos de mesa y de restauración rápida, y McDonald's se encuentra en ese proceso», explica. Según Bernard Boutboul, de Gira Conseil (experto francés del sector de la restauración), la empresa estadounidense «quiere atraer por la noche a clientes que harán pedidos, reservarán, consumirán más y más caro».

O, quizá solo se trate de una estrategia de marketing: «Queríamos ofrecer a nuestros clientes más fieles un momento único y memorable cuando prueben la hamburguesa Maestro por primera vez», explicó el director del marketing en Suecia, Jeff Jackett.

Suecia es un mercado difícil para la empresa, con altos costes salariales e inmobiliarios y la feroz competencia del grupo estadounidense Burger King y del sueco Max. McDonald's ofrece un menú de mediodía por 55 coronas suecas (unos 6,50 dólares) que, dados sus costes, no parece propicio para conseguir grandes márgenes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Tags
Comentarios

McDonald's ensaya una revolución: atender como en un restaurante tradicional