Inditex se refuerza en China con su sexta tienda «on-line» pese a las dudas sobre esa economía

El Tribunal de Justicia de la UE impide que la empresa utilice la marca Zara en exclusiva para el sector del transporte


redacción / la voz

Las turbulencias en la economía china, algo más aplacadas en los últimos días, han tenido un impacto directo en Inditex, sobre todo en su cotización en Bolsa, pero no parecen haber cambiado las intenciones del gigante textil dirigido por Pablo Isla. Esta semana el grupo ha abierto su sexta tienda on-line para el mercado chino, en este caso de la línea de ropa interior y lencería Oysho. Esta marca ya cuenta con su espacio propio de venta por Internet para 16 mercados, y ha comenzado a hacerlo con todas sus colecciones a través de Oysho.cn. El estreno se hizo con promociones especiales, dentro de la campaña que Inditex está haciendo para mimar esta pequeña marca. Oysho está presente en China desde el 2011, tiene 55 establecimientos en 41 ciudades de ese país, y a finales de mes está previsto abrir dos más.

Más de medio millar

En China el grupo tiene operativas ya más de 500 locales, tras un fuerte avance en los diez últimos años (llegó a ese potente mercado en el 2006, en Shanghái). Y con la apertura de la plataforma por Internet propia para Oysho ya son seis las marcas presentes para el mercado on-line chino. Ya operaba antes con Zara (llegó hace justo tres años), Pull&Bear, Massimo Dutti, Bershka y Stradivarius. Es decir, están todas salvo Uterqüe y Zara Home. Además, desde el pasado otoño el grupo tiene su enseña de bandera, Zara, empotrada en Tmall, la plataforma de venta por la Red más célebre de China, vinculada al gigante Alibaba. No es frecuente ver a Inditex en operaciones de este tipo, pero un mercado con 1.300 millones de personas es demasiado fuerte como para desechar cualquier opción.

En el último mesas las turbulencias en Asia le han costado al imperio textil unos 10.000 millones de euros, después de alcanzar a mediados de agosto su cotización récord de 101.000 millones (ahora está en los 90.000).

Mientras ruedan así las cosas en Asia, en Europa Inditex acaba de recibir un correctivo judicial por parte del Tribunal de la Unión Europea. Este organismo desestimó ayer un recurso presentado por el grupo textil contra la caducidad de la marca Zara en el sector de los transportes, al considerar que «no se han utilizado estos servicios públicamente y hacia el exterior».

A petición de la multinacional gallega, la Oficina de Armonización del Mercado Interior registró a inicios del 2001 la enseña Zara para varios productos y servicios, pero en el 2013 aceptó la solicitud de dos particulares, Zainab Ansell y Roger Ansell (sus cuatro iniciales forman la palabra ZARA) pidiendo la caducidad de la protección de la marca en algunos de los servicios, en concreto los de transportes, restauración y alojamiento temporal.

El grupo textil presentó un primer recurso, que fue desestimado. Entonces se argumentó que Inditex «no había presentado pruebas suficientes para demostrar el uso efectivo de la marca comunitaria» para esos servicios. La empresa acudió al Tribunal de Justicia de la UE, que en su sentencia vuelve a fallar contra Inditex, que había alegado que los franquiciados debían ser calificados de servicios de transporte por cuenta ajena, no por cuenta propia, por lo que no había lugar a esa caducidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Inditex se refuerza en China con su sexta tienda «on-line» pese a las dudas sobre esa economía