La Bolsa dice adiós a Zeltia

La compañía dejará de cotizar el 30 de octubre diluida en su filial Pharmamar, que se estrenará el 2 de noviembre


Vigo / La Voz

Hace dos meses que los accionistas de Zeltia aprobaron la desaparición de la compañía, fagocitada por su filial oncológica Pharmamar, y la refundación del grupo de origen gallego ya está en marcha. Tras 17 años cotizando en la Bolsa española (desde octubre de 1998), varios de ellos en el selecto Ibex 35, la compañía desaparecerá del mercado de valores el 30 de octubre. Su lugar pasará a ser ocupado de forma inmediata por Pharmamar, nueva cabeza del grupo de empresas que preside José María Fernández Sousa, y que se estrenará como cotizada el 2 de noviembre.

Así lo avanza el grupo de analistas de inversión Edison Investment Research, que sigue el proceso de transformación de la compañía ante su anunciada salida a Bolsa en EE. UU. en una fecha próxima, pero todavía a la espera de que la sanidad americana autorice la venta de su fármaco estrella, el antitumoral Yondelis.

Esta firma explica que la llegada de Pharmamar a Wall Street será supervisada por la American Stock Exchange Comission (la CNMV americana) y examinada por firmas de análisis extranjeras de referencia «para tranquilidad y aval de los inversores».

Con esta salida al mercado americano, la compañía, que gusta especialmente a los inversores de ese país, busca más pulmón económico para financiar la cartera de nuevos medicamentos contra el cáncer que tiene en proyecto, algunos en fase muy avanzada.

Entrada en EE. UU. y Japón

Pero también los inversores españoles acompañan a la firma biotecnológica, confiados en su potencial. Cuentan para ello con dos acontecimientos clave: la entrada del fármaco Yondelis antes de que termine el año, primero en EE. UU. y después en Japón. Si estos dos hitos se cumplen, el medicamento estrella de Pharmamar (único de momento en el mercado) pasará de venderse en el 30 % del mercado oncológico mundial a abarcar el 90 %.

El resultado serán unas ventas triplicadas que alcanzarán los 300 millones de euros.

Pero todo este proceso dejará por el camino parte de la identidad gallega del grupo, ya que Pharmamar, la nueva matriz, tendrá su sede social en Colmenar Viejo, cerca de Madrid (en donde están las instalaciones de la hasta ahora filial). De ella pasarán a depender las divisiones químicas Xylazel y Zelnova, que están en O Porriño (Pontevedra).

Sin embargo, el grupo Pharmamar seguirá teniendo un importante componente genético de origen gallego. Además del compromiso de seguir celebrando las juntas de accionistas en Vigo (sede social en los últimos 50 años), los dueños del grupo y buena parte de accionistas tienen sus raíces en la comunidad y han reforzado su peso en el accionariado.

El presidente, José María Fernández Sousa, adquirió 100.000 acciones el pasado mes de marzo, hasta hacerse con el 11,082 % del total. En la misma fecha, su esposa, Montserrat Andrade, adquirió otros 100.000 títulos que elevan su participación al 4,6 %. Sandra Ortega Mera, hija de la fallecida Rosalía Mera y accionista de referencia, controla el 5 %.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La Bolsa dice adiós a Zeltia