China contagia el resfriado a Europa

La mayor depreciación del yuan en dos décadas provoca una espantada en los parqués, castigando sobre todo a los valores más expuestos a la economía china


Madrid / La Voz

De momento parece un resfriado, pero puede acabar convirtiéndose en una neumonía y las bolsas mundiales no ocultan su miedo. Si la medida adoptada por el Banco Popular de China (banco central del país), que ha aplicado a su moneda la mayor devaluación de las últimas dos décadas, no es algo coyuntural y aislado y, por contra, se repite en el futuro, entonces la economía mundial tendrá un problema serio. Porque China es la segunda economía del planeta y «si uno de los motores de crecimiento mundial se gripa es muy mala noticia para el resto», resume el economista José Carlos Díez.

El miedo a que eso ocurra y a que la devaluación del yuan esté escondiendo realmente que el país «está peor de lo que cuentan», añade, es lo que ayer volvió a desatar el pánico en las bolsas europeas, que se dejaron de media el 3 %.

De hecho, los mercados del continente no sufrían retrocesos tan severos desde hacía mes y medio, en concreto, desde el 29 de junio, el primer día del corralito en Grecia. París, Fráncfort y Milán se anotaron los peores resultados de la jornada, perdiendo etre el 3,37 y el 2,9 %.

El selectivo español, aunque también sufrió la compulsión de las ventas, cerró con un retroceso más contenido, pues el Ibex 35, que perdió los 11.000 puntos, cedió el 2,44 %. La bolsa de Londres fue la que menos acusó el contagio chino, que también se notó al otro lado del charco, pues Wall Street abrió la sesión en rojo, con una caída de en torno al 1,5 % al cierre de Europa.

En el caso del índice español, un único valor, Técnicas Reunidas, logró mantenerse en verde, frente a 34 en rojo. Los más expuestos a la economía china (como Inditex, Gamesa, Arcelox o Acerinox) eran los que encajaban las caídas más severas.

Inditex pierde 6.000 millones

Las devaluaciones del yuan le han costado a la multinacional textil gallega más de 6.000 millones en solo dos días. Cedió ayer más de un 4,2 %, que se suma al más del 2 % de la víspera, y tras alcanzar su capitalización histórica máxima el lunes (más de 101.000 millones de valoración). Y es que la pérdida de poder adquisitivo de los chinos -también grandes compradores en Europa- perjudica directamente sus ventas, que además computan en una moneda ahora depreciada.

China es el principal consumidor mundial de acero, por lo que la devaluación de su moneda también impacta en valores como Acerinox o Arcelor, los más castigados. «Sufren más por el efecto que tiene la medida en las materias primas», apunta el economista Rafael Galán del Río, creador del portal Perpe.es.

También Gamesa, que tiene en el país asiático su mayor base productiva fuera de España, encajó unas pérdidas del 4,79 %, mientras que la aérea IAG, con una notable exposición a Asia, se dejó algo más del 5 %, en una jornada en la que también subió la prima de riesgo.

Pese a la lógica preocupación por la salud de la economía china, no hay una opinión unánime sobre si la devaluación será puntual para impulsar la economía vía exportaciones o tendrá más recorrido. Galán se alinea con la primera tesis y considera que «no irá mucho más allá de ese 3-4 % que vemos ahora». En lo que coincide con Díez es que las abultadas reservas -casi cuatro trillones de dólares- compensarían «de sobra» las potenciales fugas de capital que una debilidad acusada del yuan pudiera provocar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

China contagia el resfriado a Europa