Un vecino de Ames logra entrar en Google desde un cajero

Mario Beramendi Álvarez
mario beramendi SANTIAGO / LA VOZ

ECONOMÍA

La persona, con conocimientos informáticos, denuncia la falta de seguridad de los terminales, y los bancos defienden la plena protección de sus clientes

26 jul 2015 . Actualizado a las 10:13 h.

Sucedió hace algo más de una semana en un cajero automático del municipio coruñés de Ames. Un vecino de la zona, con conocimientos informáticos y con interés en denunciar los huecos de seguridad, logró acceder a Internet desde un terminal instalado en la calle. De cada uno de los movimientos efectuados hizo fotografías con el móvil, sin enviar las imágenes que identifican a la entidad bancaria para no generar alarma. La persona, que prefiere preservar su identidad y que trabaja en el sector del software, explica que ningún ciudadano sin unos mínimos conocimientos informáticos puede detectar las pistas que lo lleven a descubrir un fallo de esta envergadura.

«Desde esa pantalla de Google sin teclado no se puede hacer mucho si eres un ciudadano cualquiera... Pero en las pantallas anteriores había huecos en los que probablemente sí se podían llevar a cabo otras acciones más graves: llegar hasta Internet desde un cajero no significa piratear el sistema, pero deja al descubierto un fallo de seguridad de principiante», subraya.

Denuncia

En una entrevista mantenida con este diario, el informático explica que con esta iniciativa ha tratado de despertar la atención sobre la necesidad de mejorar todavía más las medidas de seguridad de la red, sobre todo pensando en aquellas personas con más conocimientos para piratear servicios de organizaciones y empresas tan importantes, que deben velar por los datos y la seguridad de miles de personas.  «¿Cómo es posible que un sistema que identifica a su usuario mediante tarjetas, pines, códigos y demás herramientas de hardware tenga salida a Internet? ¿Dónde quedan las reglas de seguridad de routers, firewalls y demás tecnologías?», se pregunta.