Abanca anuncia que no adelantará los pagos pendientes al FROB

La entidad cierra el primer semestre con 182 millones de beneficio neto


santiago / la voz

El consejero delegado de Abanca, Francisco Botas, descartó ayer durante la presentación de los resultados del primer semestre de Abanca que Banesco -propietaria del banco gallego- vaya a adelantar los pagos pendientes al Fondo Ordenado de Reestructuración Bancaria (FROB). Según el calendario, de los 600 millones que tiene todavía que abonar, 100 deberán hacerse efectivos en el 2016, 200 un año después y 300 en el 2018. El adelanto de las amortizaciones fue una de las alternativas que el pasado febrero planteó el vicepresidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, dadas las millonarias ganancias obtenidas en el 2014. Pero el consejero delegado cerró ayer la puerta a esa posibilidad. «Los pagos se cumplirán en el día que tengan que cumplirse; hay que pensar que el coste del dinero está asociado al tiempo y es inteligente cumplir esos compromisos en el momento que son», dijo. Los 600 millones pendientes de reintegro se suman a los 403 ya pagados: la adjudicación de NCG se cerró en 1.003 millones.

Plusvalías y balance

Abanca logró durante el primer semestre de este año un resultado positivo antes de impuestos de 244 millones, lo que deja su beneficio neto hasta junio en 182 millones, según los datos avanzados ayer en Santiago por Francisco Botas, consejero delegado, y por Alberto de Francisco Guisasola, director general financiero. El balance del primer semestre contrasta con el saldo obtenido en el mismo período del año anterior, cuando Abanca obtuvo 440 millones de resultado positivo previo pago de impuestos y 314 de beneficio neto. Preguntado sobre esta caída, el consejero delegado del banco precisó que esa brecha se explica por las operaciones llevadas a cabo entonces para reestructurar la cartera de renta fija, lo que generó unas plusvalías extraordinarias que nada tienen que ver con el negocio recurrente, que es el que determina el beneficio logrado durante el primer semestre de este año 2015.

Los responsables del banco aseguraron ayer que la entidad continúa avanzando en su estrategia de puesta en valor de sus capacidades, lo que ha permitido duplicar la concesión de crédito, hasta sumar 5.135 millones, de los que el 60 % se destinaron a empresas y autónomos.

Una estrategia, la de abrir el grifo del crédito, que se financia con la captación de depósitos de los clientes. De hecho, el margen de la actividad comercial, que asciende a 214 millones, ha crecido a pesar de la caída de tipos: Francisco Botas destacó que Abanca consiguió incrementar 20 puntos básicos el diferencial de su actividad comercial pese al descenso de 32 puntos básicos en el euríbor. De enero a junio de este año, la entidad impulsó la concesión de créditos a hogares y al tejido productivo.

La intensificación en la actividad de préstamos deja el saldo de la cartera crediticia en situación normal con una variación interanual positiva del 8 %, porcentaje que contrasta con la caída del 16 % registrada en el mismo período del año 2014. Según los últimos datos del Banco de España, la entidad tiene actualmente una cuota de mercado en Galicia del 30 % en el caso del crédito y del 41 % en los depósitos.

La morosidad se reduce en 1.544 millones

El saldo de los créditos dudosos se situó el pasado mes de junio en una cifra un 33 % inferior a la registrada en el mismo mes del año anterior, lo que en números absolutos supone una reducción de 1.544 millones. Esto significa que, por vez primera, la tasa de morosidad cae por debajo del 10 %, hasta situarse en el 9,9 %.

Francisco Botas precisó que este resultado es fruto de la confluencia de varios factores, como el trabajo del equipo del banco con los clientes en dificultades, el mejor conocimiento del entorno y, sobre todo, la recuperación económica, un factor determinante a la hora de bajar la morosidad. Abanca atribuye a una política de máxima prudencia y rigor que la mora haya descendido un 42 % en relación a junio del año anterior.

Durante el balance semestral la entidad quiso poner en valor también su situación de solvencia. Los directivos de Abanca recuerdan que el banco se sitúa ahora como una de las entidades más solventes del sector tanto en España como en Europa. Y ello obedece al hecho de que destinara el beneficio obtenido durante el 2014 a fondos propios con el objetivo de seguir fortaleciendo el balance.

Provisión ante el riesgo

Según explica Abanca, el cociente de máxima calidad sobre los activos ponderados por riesgo se sitúa en el 15,63 %, 332 puntos básicos más que hace un año. Este nivel de capitalización supone un exceso de 1.600 millones de euros sobre el mínimo regulatorio que se requerirá a las entidades de acuerdo con las directrices de Basilea III.

En lo que respecta a los parámetros de liquidez, Abanca suma 10.900 millones en activos disponibles, lo que supone que la entidad cumple ya con los criterios que se exigirán a finales del 2018. El banco sostiene que esta cifra avala una estrategia de sostenibilidad a largo plazo, que se sustenta en el negocio tradicional y en la concesión de préstamos. Los créditos representan el 90 % de los depósitos de los clientes, según los datos de Abanca.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Abanca anuncia que no adelantará los pagos pendientes al FROB