China interviene el mercado de valores

 La Policía anunció que tiene pistas sobre los especuladores que instalaron el pánico en la bolsa


Colpisa

A Pekín no le parece suficiente con haber acuñado esa contradicción llamada «comunismo con características chinas», un eufemismo que sirve para denominar el peculiar sistema que combina el autoritarismo político de la hoz y el martillo con una economía casi de mercado. No; ahora los dirigentes chinos se han embarcado en la construcción de un mercado de valores con características chinas: o sea, un sistema bursátil intervenido por el Gobierno central para que no sean las leyes del mercado las que dibujen picos y simas en los índices de Shanghái y de Shenzhen. Al menos, eso es lo que se desprende de la batería de medidas que ha ido tomando el Partido Comunista desde la semana pasada, temeroso de que la explosión de la burbuja de las bolsas, alentada por el propio Gobierno, erosione su legitimidad.

Comenzó anunciando una investigación para cazar a los culpables del crac que ha supuesto una caída del 30 % en el valor de los parqués chinos en menos de un mes, y acabó ayer proponiendo un fondo nacional de estabilidad financiera amparado por una reforma de la ley que regula la bolsa, de forma que se legitimaría la intervención del Gobierno en el mercado de valores en momentos de crisis. «Será un fondo gubernamental de emergencia que servirá para luchar contra una crisis financiera o estabilizar los precios de las acciones cuando el mercado sufra un comportamiento irracional», explicó el diario oficial China Daily. Claro que tan irracional como el desplome de las últimas semanas es el alza de más de un 150 % que ha vivido en el último año, y ayer nadie habló de especulación cuando decenas de acciones se dispararon hasta el límite del 10 % diario.

La policía interviene

De momento, aunque las bolsas encadenaron ayer su tercer día al alza, la Policía anunció que tiene pistas sobre los especuladores que instalaron el pánico en la bolsa, donde todavía cientos de empresas no se atreven a reanudar su cotización por miedo a que los inversores estén esperando ese momento para vender en masa sus acciones. Además, el Gobierno está preocupado por el elevado ratio de inversores (en un 80 % son ciudadanos de a pie) que piden prestado para comprar acciones, así que ayer decidió prohibir la publicidad en Internet de estos créditos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

China interviene el mercado de valores