Indra plantea despedir a 1.850 trabajadores en España

La firma tecnológica comienza a negociar con los sindicatos una reducción de la plantilla, que también incluye otras 1.000 bajas en Latinaomérica


Madrid

Indra ha planteado hoy a los sindicatos el despido de 1.850 de sus trabajadores en España, aproximadamente el 10 % del total, lo que, sumado a los 1.000 despidos que llevará a cabo en Latinoamérica, eleva el ajuste de plantilla anunciado por el grupo a cerca de 3.000 de sus 39.0000 empleados. En España, el ajuste sólo afectará a Indra Sistemas, compañía del grupo que engloba las áreas de tecnologías de la información y de seguridad, defensa, tráfico y transportes, han explicado hoy a Efe fuentes sindicales, que consideran la propuesta «excesiva y desproporcionada». Hace algunos días se había estimado

Indra, que cifra el impacto del Ere en el 8,5 % de la plantilla en Indra Sistemas, justifica el proceso de despido colectivo por causas económicas y productivas y asegura que el objetivo es hacer frente a las pérdidas de los últimos trimestres, mientras que CCOO ha calificado la medida de «atentado grave» contra los trabajadores de la compañía. El 70 % de los despidos corresponderá a empleados de la compañía en la comunidad de Madrid, principalmente del área de consultoría (80 %), y en menor medida de las de corporativo y defensa, según los datos facilitados por la empresa en la primera reunión de la mesa negociadora del expediente de regulación de empleo.

La semana pasada, el presidente de la compañía, Fernando Abril-Martorell anunció ante la junta el inicio de la negociación de un proceso de reestructuración de plantilla, y cuyo impacto en Galicia puede ser de un centenar de personas, que enmarcó en la transformación global de la compañía, «orientada a mejorar su competitividad, eficacia y rentabilidad, para garantizar su futuro». En este sentido, avanzó que Indra, que emplea a más de 17.000 personas en España, ya había iniciado un proceso de ajuste de plantilla en Latinoamérica, especialmente en Brasil, «región en la que reducirá mil empleos en los próximos meses». Abril-Martorell justificó la necesidad de llevar a cabo un expediente de regulación de empleo en la caída del mercado nacional en más de un 40 % y en las pérdidas registradas en 2014 (92 millones de euros) y el primer trimestre de 2015 (19,6 millones de euros). La «dura» caída en España, principal mercado de Indra, ha obligado a acelerar el crecimiento en el exterior, lo que ha supuesto un deterioro notable de la rentabilidad y de los flujos de caja, añadió el ejecutivo.

Indra presentará mañana ante inversores su nuevo plan estratégico que, para garantizar el éxito de la compañía, pasará por «reducir costes, simplificar estructuras y mejorar procedimientos, al mismo tiempo que seguir invirtiendo para mejorar y ampliar su oferta». En un comunicado, la compañía asegura hoy que inicia el proceso de negociación desde el «más absoluto respecto a sus profesionales» y con la mayor voluntad de diálogo con los representantes legales de los trabajadores, «con el fin de alcanzar la solución más adecuada para todas las partes».

El objetivo en los próximos años es crecer en proyectos y productos de mayor valor añadido, transformando el mix de ventas en las diferentes regiones en las que está presente, con especial enfoque en una nueva oferta relacionada con el aprovechamiento de las oportunidades que representa la transformación tecnológica de la sociedad digital, según Indra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Indra plantea despedir a 1.850 trabajadores en España