Hacienda revisa expropiaciones para que su pago tribute antes de prescribir

Envía requerimientos para cobrar cuotas atrasadas del IRPF del 2010

Uno de los requerimientos. Los escritos de Hacienda llegan, en algunos casos, a pocos días de prescribir la deuda.
Uno de los requerimientos. Los escritos de Hacienda llegan, en algunos casos, a pocos días de prescribir la deuda.

redacción / La Voz

Cuando el próximo martes, 30 de junio, suenen las doce campanadas, no solo acabará el plazo para presentar la declaración de la renta. En ese momento, prescribirán también las deudas tributarias correspondientes al IRPF del ejercicio 2010 que no hayan sido reclamadas previamente por la Agencia Tributaria (AEAT). Y esto es precisamente lo que quiere evitar el organismo encargado de la recaudación, que apura estos últimos días para enviar algunos requerimientos para que aquellos contribuyentes que no pasaron por caja en su día no se libren de hacerlo por una cuestión de plazos.

Entre los afectados están un buen número de expropiados gallegos que en las últimas semanas han recibido requerimientos de la AEAT, tal y como apuntan asesores fiscales de la comunidad, que explican que el cruce de datos con las Administraciones encargadas de las expropiaciones está aportando a los inspectores información valiosa. Sin embargo, fuentes de la Agencia Tributaria prefieren no concretar la operativa interna que les ha permitido hacerse con estos datos, para no dar pistas a los infractores, y remarcan que no se trata de una campaña especial de supervisión a los expropiados, sino que es habitual que antes de que prescriba un ejercicio se practiquen requerimientos por este y otros muchos conceptos.

Para Carlos del Pino, delegado en Galicia del gabinete de estudios de la Asociación Española de Asesores Fiscales, la cuestión no está tanto en la obligación de tributar por el pago recibido por un bien expropiado, que constituye una ganancia patrimonial y, por tanto, debe declararse en el IRPF, como en el momento en el que se imputa esa renta. Según su criterio, en el caso de las expropiaciones forzosas por procedimiento de urgencia, la alteración del patrimonio se produce en el momento de la ocupación del bien, que en muchos casos es anterior, incluso en años, a la fijación del justiprecio. Por eso entiende que algunos de los pagos que ahora reclama Hacienda ya habrían prescrito. Sería, por ejemplo, el caso de un bien ocupado en el 2008 (ejercicio ya prescrito) pero en el que el precio de la expropiación no se fijara hasta el 2010 (en el que el fisco todavía tiene margen de maniobra). A esto añade que los apurados plazos con los que se están practicando algunas notificaciones podrían provocar que, en caso de que estas no llegasen a tiempo al contribuyente, quedasen finalmente sin efecto, al efectuarse después de la prescripción.

Sin embargo, José María Mollinedo, secretario general del sindicato de técnicos de Hacienda Gestha apunta, en línea con el criterio de la Agencia Tributaria, que la plusvalía debe declararse, con carácter general, en el ejercicio en el que se fija el justiprecio.

Además, recuerda que quien no declarase en su día lo percibido por una expropiación no solo deberá abonar la cuota pendiente, sino que se le aplicará una multa que oscilará entre el 50 y el 100 %, en función de los agravantes que concurran, aunque sobre la cuantía final podrán aplicarse varias reducciones: una primera, del 30 %, si no se recurre la sanción, y otra adicional del 25 % si se abona el importe pendiente en el plazo fijado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Hacienda revisa expropiaciones para que su pago tribute antes de prescribir