África confía en la ingeniería gallega

El Grupo Puentes logra una nueva adjudicación en Angola y Espina Obras Hidráulicas está presente en cuatro proyectos en Costa de Marfil


santiago / la voz

Las empresas gallegas se hacen cada vez más fuertes en África. Aunque el principal mercado sigue siendo el latinoamericano, el déficit de infraestructuras de obra civil se está convirtiendo en un filón de negocio para las ingenierías de Galicia. El Grupo Puentes, con sede en Oroso, acaba de anunciar la ejecución de un proyecto para la construcción de la red de suministro de agua potable en el área periurbana de N?Dalatando, una ciudad de Angola. El contrato, que asciende a tres millones de euros, cuenta con la financiación del Banco Mundial. La empresa gallega prevé que la obra esté construida en el plazo de dos años. Con esta adjudicación, Puentes consolida su presencia y su reconocimiento en los países que integran la Comunidad del Desarrollo del África Austral (SADC).

Este concurso se suma a otros que ha ganado recientemente el grupo con sede en Oroso. Esta misma primavera, la empresa también ha anunciado contratos en Namibia por valor de cinco millones: la compañía gallega se hará cargo del proyecto de ejecución de una infraestructura hidráulica de abastecimiento en dos poblaciones del norte del país, de urbanizar los accesos a la capital y de construir un enlace. El pasado año, también en Namibia, Puentes ganó una adjudicación por 6,65 millones, que incluía la mejora de una carretera y la construcción de un viaducto.

Otra empresa gallega, con sede en Santiago, también ha ido afianzándose a lo largo de los últimos años en el mercado de África. Se trata de Espina Obras Hidráulicas, una empresa líder en la ingeniería civil para el tratamiento del agua, está ahora presente en cuatro nuevos proyectos en Costa de Marfil. En marzo, las autoridades de ese país anunciaron a la firma compostelana que era la adjudicataria para llevar a cabo todo el trabajo de saneamiento del lago Bokabo, un trabajo que supondrá una facturación para la firma de 3,1 millones de euros.

Esto se suma a otras obras que Espina ha llevado a cabo en ese país africano, como la construcción de cuatro embalses para prevenir inundaciones o la rehabilitación de la planta de tratamiento de agua potable en la ciudad de Yamusukro. Fernando López Mera, presidente de la Asociación Gallega de Empresas de Ingeniería y Consultoría (Ageinco), explica que hay dos factores que explican el auge del mercado africano. «Uno es la proximidad y la cercanía, pero sobre todo el nivel técnico de la ingeniería africana no compite con el gallego ni con el español», precisa.

En ocasiones, las empresas desarrollan sus proyectos de la mano de una constructora, que puede ser un socio local o a veces extranjero. Por ejemplo, la también gallega Aquática Ingeniería, con sede en Vigo, está trabajando con Copasa en varios proyectos fluviales y costeros en Argelia.

Los recortes económicos para la obra pública civil en España a lo largo de la crisis han propiciado que algunas de las empresas con mayor desarrollo técnico hayan mirado más al exterior. Sobre todo hacia aquellos países en vías de desarrollo o subdesarrollados, con un claro déficit de infraestructuras, y que no cuentan con la tecnología propia para ejecutar esos proyectos. Los concursos del extranjero han servido a muchas ingenierías para aguantar mejor el chaparrón de la crisis.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

África confía en la ingeniería gallega