El presidente de Unicaja defiende el momento en el que se vendió Novagalicia

Braulio Medel defiende las cláusulas suelo y dice que no son abusivas


Santander

«A toro pasado es muy fácil opinar», pero se priorizó la «normalización» del sistema financiero, aseguró hoy el presidente de Unicaja, Braulio Medel, en respuesta a la pregunta sobre si la venta de NCG Banco (actual Abanca) por parte del FROB -años antes de que venciera el plazo que fijó Bruselas- fue el mejor momento para ello, a la vista de que en las últimas cuentas de Abanca  los beneficios cubrían prácticamente el coste de la compra de la antigua caja, en la que se inyectaron más de 9.000 millones de dinero público. 

En un curso sobre Economía en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), en Santander, organizado por la APIE, Medel aseguró que entonces era «difícil» prever el despegue futuro de la economía y que se optó por priorizar la vuelta a la «normalidad» del sistema financiero, es decir, poner nuevamente en manos privadas a la entidad. Además, indicó, los beneficios de Abanca respondían en parte a créditos fiscales.

Medel (que también es presidente de las antiguas Caja España y Caja Duero, ahora bajo el manto de Unicaja) también defendió las cláusulas suelo en las hipotecas por los costes que asumen las entidades financieras tanto económicos como de capital, y recordó que la sentencia del Tribunal Supremo de hace dos años las considera «abusivas» cuando existe falta de transparencia y de información. «No es abusivo», ha afirmado, para después señalar que la definición de euríbor se recoge en algo más de dos páginas. Por ello, ha lamentado los problemas de reputación del sector financiero por las cláusulas suelo y por la venta de productos «complicados». «Parece que todo se hace mal y a conciencia», ha reflexionado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El presidente de Unicaja defiende el momento en el que se vendió Novagalicia