Primeros en facturar la luz por horas

Ningún otro país cobra la energía al precio de mercado a consumidores domésticos


Redacción / La Voz

La cuenta atrás ha empezado para la llegada de la auténtica revolución eléctrica. El 1 de octubre empezará la facturación por horas para aquellos consumidores con tarifa regulada (hay 13,5 millones, frente a 12 millones en mercado libre) que dispongan en sus hogares de contadores digitales conectados a un sistema de telegestión. Los afortunados pagarán al fin el precio de mercado de cada kilovatio hora consumido y no una media del coste durante el período de facturación como ahora. La revolución es tal que, de hecho, España será pionera en la aplicación de este sistema para consumidores domésticos. Las dudas son muchas. A ver si aquí se despejan, al menos, las más importantes.

¿A quién afectará la facturación por horas?

Con el tiempo, a todos los abonados a tarifa regulada. De momento, solo a los que además dispongan de contador digital capaz de registrar el consumo diario hora a hora. El 1 de en enero del 2019, todos los hogares españoles (25 millones) los tendrán. Ahora hay once millones con ellos, pero no todos están en mercado regulado. El dato no está desglosado. En Galicia, Unión Fenosa Distribución ha instalado 620.000 del millón y medio total.

¿Qué debe hacer el cliente?

Nada. Las que sí tienen mucho que hacer son las compañías eléctricas, que deberán cambiar totalmente el sistema de facturación a sus clientes de mercado regulado con contador digital.

¿Cómo se realizará la facturación horaria?

Mariano Gaudó, responsable de Redes Inteligentes de Unión Fenosa Distribución, explica que cada contador enviará cada noche un resumen del día, todas las curvas horarias, el valor total de la energía y cómo ha sido consumida durante las 24 horas. Esta información llegará a través del cable eléctrico normal al centro de transformación. Es aquí donde las compañías han instalado unos concentradores de datos, que enviarán la lectura de cada hogar a través de una tecnología móvil 3G. Esas medidas serán almacenadas y verificadas, «si alguna no se ha recibido porque un centro de transformación se ha inundado o porque el operador ha tenido un problema en su red, se encadenarán procedimientos para que al día siguiente esa medida se vuelva a facilitar», aclara Gaudó. Cuando toque el ciclo de facturación -con contador digital será cada mes, no cada dos- la distribuidora enviará los datos a las comercializadoras para que elaboren y envíen los recibos.

¿Todos los clientes de tarifa regulada con contador digital pagarán por horas?

«Lo único que justificaría que no fuese así es un impedimento técnico», explica Gaudó, quien aclara que en algunas zonas «estamos trabajando con los operadores móviles en reforzar la cobertura, porque la 3G es muy débil. Es un tema residual en vías de solución. Todo lo que se está instalando se integrará en el sistema y se facturará por horas».

La distribuidora sabrá cada noche el consumo, ¿el cliente también?

Si, pero no consultando el contador. Gas Natural Fenosa, por ejemplo, ha habilitado en su página web una aplicación que permite saber el consumo horario del día anterior. Es preciso darse de alta como usuario para acceder a sus datos privados propios.

Un mes de 30 días tiene 720 horas, que hay que facturar a un precio distinto a millones de clientes, ¿puede haber más errores en la facturación?

Mariano Gaudó asegura que ocurrirá «todo lo contrario, porque la lectura manual o por teléfono sí puede inducir a errores».

¿Será más barato el recibo de la luz o no?

El principal cambio de este sistema es que el consumidor podrá decidir cuándo consume en función del precio horario. Este se puede consultar con un día de antelación en la web de Red Eléctrica. Aunque expertos como Jorge Morales habla de un sistema para friquis, porque las horas más baratas son las nocturnas. O sea, que o se programa la lavadora, o se pone el despertador para las cuatro de la mañana. No hay que olvidar, de todos modos, que la energía consumida representa un tercio de todo lo que se paga en la factura. El resto, costes fijos e impuestos, no varía.

¿De verdad no se factura por horas en ningún país?

No a consumidores domésticos. Sí se aplica en el sector industrial. Por ejemplo, Unión Fenosa Distribución cuenta con 20.000 contadores en España.

¿Qué será de los clientes en el mercado libre?

El cliente firma un contrato con una comercializadora a un precio fijo no fluctuante. Nada que ver con el variable mercado regulado. Las eléctricas están llevando a cabo una intensa campaña de captación de clientes para el libre utilizando como gancho la seguridad del precio fijo mensual, que evita sustos si sube la luz. Pero el contrato no variable suele salir más caro al año.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Comentarios

Primeros en facturar la luz por horas