Pescanova encara su refundación tras salvar sus diez filiales

Las juntas de acreedores también aprueban el convenio de las cinco restantes empresas del grupo


Madrid

Pescanova celebrará la próxima semana junta general de accionistas con el objetivo de concluir el proceso de refundación de la pesquera, tras la ampliación de capital que dará el timón a la banca acreedora y una vez que sus diez filiales se han salvado de la liquidación con la aprobación de sus convenios con amplía mayoría.

De esta forma, las diez filiales de la pesquera saldrán adelante con el apoyo de las entidades acreedoras españolas y extranjeras, incluidas Bajamar Séptima y Frinova, las dos que se enfrentaban a más problemas para evitar la liquidación al tener que contar con el respaldo de la banca extranjera, según han informado a Europa Press en fuentes conocedoras de la situación de la firma gallega.

Así, las juntas de acreedores de las filiales, con una deuda conjunta de aproximadamente 800 millones de euros, han aprobado entre ayer y hoy la propuesta de convenio de las entidades financieras, tras haberla presentado por separado a la del consejo de administración. En concreto, los acreedores han dado el visto bueno este viernes al convenio de Pescafresca, con el 94,39% del pasivo; al de Pescafina Bacalao (99,61%); al de Insuiña (95,66%); al de Frinova (85,63%) y al de Novapesca Trading (96,33%).

Estas cinco filiales superan así el concurso junto a Pescanova Alimentación, cuyo convenio fue aprobado ayer con el 95,45% del pasivo, mientras que el de Frigodis recibió el respaldo del 94,37%, el de Frivipesca, del 89,31%, el de Fricatamar, del 85,39% del pasivo, y el de Bajamar Séptima, del 80,91%.

En las propuestas de convenio remitidas al juez, la banca propone quitas en su deuda de entre el 70% y el 99%. El período de pago del pasivo se fija en todos los casos en ocho años y medio.

Las filiales de Pescanova que han esquivado la liquidación recuerdan el proceso de reestructuración previsto en la empresa, por el que todas ellas se fusionarán en Pescanova España, de la que posteriormente se segregará Nueva Pescanova. Esta nueva firma incluirá las participaciones en filiales internacionales, la participación en Pescanova España, la actividad de holding de Pescanova y la marca. Nueva Pescanova lanzará entonces la ampliación de capital prevista en la propuesta de convenio con la que la compañía emergió del concurso el pasado año.

Los accionistas de Pescanova aprobarán además previsiblemente en su junta de accionistas, que se celebrará el 28 de mayo en primera convocatoria, los resultados de la pesquera de 2014, la modificación de los Estatutos Sociales para adaptarlos a la Ley de Sociedades de Capital y el informe anual sobre remuneración de los consejeros.

Además de abordar el informe de la hoja de ruta del convenio de acreedores, los accionistas darán el visto bueno a la autorización al consejo de administración para que durante los próximos cinco años puedan adquirir acciones propias de la compañía. 

Pescanova cerró con un beneficio neto atribuido de 1.654 millones de euros entre enero y noviembre de 2014, frente a los números rojos de 715 millones de euros registrados en el ejercicio completo de 2013. La pesquera ha explicado que este resultado obecede al impacto del registro contable de la quita aplicada a los créditos concursales de Pescanova, y de su filial Pescafina, tras la aprobación el pasado 23 de mayo de 2014 de sus respectivos convenios de acreedores. La cifra de ventas de los once primeros meses de 2014 se situó en 901 millones de euros y supera los 1.000 millones teniendo en cuenta el conjunto del año, similar a la obtenida en 2013.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Pescanova encara su refundación tras salvar sus diez filiales