El juicio por las indemnizaciones de la caja gallega se retrasa una semana

Las vistas en la Audiencia Nacional comenzarán el 27 de mayo y se prolongarán hasta el 9 de julio


El juicio contra los antiguos responsables de Novacaixagalicia comenzará finalmente una semana más tarde de lo previsto, según acaban de confirmar fuentes judiciales. Ese retraso obedece a que un abogado de las defensas tenía otro juicio coincidiendo con este y la Audiencia Nacional (donde se verá el caso) ha decidido posponer su inicio del 18 al 28 de mayo. De esta forma, no interferirá tampoco en las elecciones municipales del 24 de mayo. 

Según las mismas fuentes, el proceso en la sección tercera de la sala de lo penal se prolongará hasta el 9 de julio, con la comparecencia de 45 testigos, entre ellos altos cargos del banco como José María Castellano o César González Bueno, parte del consejo de administración, funcionarios del Banco de España o expertos en relaciones laborales. 

El caso trata de dilucidar la legalidad del cobro de más de 18 millones de euros entre indemnizaciones y planes de pensiones por parte de cuatro ex altos cargos de Novacaixagalicia, a pesar de la difícil situación económica de la entidad. Serán juzgados José Luis Pego (el que tenía derecha a recibir la mayor cantidad), Javier García de Paredes (el único que mostró su determinación a devolver el dinero), Gregorio Gorriarán y Óscar Nelson Rodríguez Estrada. A estos cuatro imputados se suman Julio Fernández Gayoso, como inductor de los contratos de alta dirección primero en Caixanova y luego en Novacaixagalicia; y el abogado madrileño Ricardo Pradas, que según el juez instructor también colaboró en el diseño de esos contratos.Todos ellos están acusados de apropiación indebida o alternativamente de estafa.  

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El juicio por las indemnizaciones de la caja gallega se retrasa una semana