Andreu archiva la causa contra Spottorno y otros once exdirectivos por las tarjetas «black»

Ana Balseiro
ana balseiro MADRID / LA VOZ

ECONOMÍA

Rafael Spottorno, en una imagen de archivo
Rafael Spottorno, en una imagen de archivo Paco Campos | EFE

El juez de la Audiencia Nacional les mantiene en la causa como partícipes a título lucrativo de los delitos presuntamente cometidos.

06 may 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

La lista de más de ochenta imputados con los que arrancó la instrucción de la pieza separada de las tarjetas black de Caja Madrid, que investiga en la Audiencia Nacional Fernando Andreu, no deja de menguar. El magistrado dictó ayer un auto en el que acuerda el sobreseimiento provisional para doce exdirectivos de la entidad, entre ellos el que fuera jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno.

Pero, pese al sobreseimiento, por entender que su conducta no tiene relevancia penal, al considerar que los plásticos se les entregaron como complemento retributivo, Andreu les mantiene en la causa como responsables civiles a título lucrativo, es decir, que tendrían que devolver el dinero del que dispusieron aunque desconociesen que el uso de las tarjetas opacas fuera ilegal.

El juez limita así a los consejeros de Caja Madrid y Bankia la responsabilidad penal por las tarjetas, en línea con la Fiscalía. El archivo se suma al reciente sobreseimiento para otra decena de imputados, unos por haber prescrito el delito de apropiación indebida y otros por considerar probado que era parte de la remuneración.

El juez -que también instruye el caso de la salida a bolsa de Bankia- va cerrando el cerco sobre los expresidentes de la entidad, Miguel Blesa y Rodrigo Rato, al señalarlos como principales responsables de un delito de administración desleal, al otorgar las tarjetas «fuera del circuito ordinario» y fijando el límite con una «discrecionalidad impropia de una entidad como la que nos ocupa», sin soporte contractural y sin declararlas al fisco.

En el auto, Andreu distingue entre los miembros del consejo de administración y del comité de control (en el caso de los exdirectivos) y los que mantenían una relación estrictamente laboral como empleados por cuenta ajena de Caja Madrid. En ese grupo de directivos se incluye a los doce para los que se archiva la causa. Junto a Spottorno están, entre otros, Matías Amat, Luis Gabarda o Ricardo Morado.

Criminalidad al salir a bolsa

Por otra parte, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional apreció «indicios de criminalidad» en la salida a bolsa de Bankia porque, aunque fue «formalmente correcta», no reflejó su imagen fiel en sus cuentas, lo cual supone un «reproche penal para sus administradores», entre ellos Rodrigo Rato. Así lo recoge en el auto en el que estima parcialmente el recurso de la matriz de Bankia, BFA, contra el auto de Andreu que fijaba 800 millones de fianza.