Navantia estudia reestructurar su plantilla ante la caída del naval

La firma descarta ajustes a corto plazo, pero analiza ya varios escenarios


ferrol / la voz

Un mercado de construcción de buques marcado aún por la baja demanda, una plantilla con una media de edad muy elevada y un horizonte a medio plazo sin contratos que garanticen la plena ocupación de sus trabajadores. Con esa coyuntura como telón de fondo, Navantia ha iniciado ya distintos estudios internos para el redimensionamiento de su personal, formado por unos 5.500 trabajadores, un gran número de los cuales se aproxima ya a la jubilación. El envejecimiento de las plantillas es especialmente acusado en los astilleros que proceden de la rama civil del grupo, como el de Fene, con una edad media de 59 años, y más de un tercio de su censo de operarios con más de 60, o el de Cádiz, dedicado únicamente a la reparación de buques.

Navantia descarta que esos estudios se vayan a traducir en la presentación de un plan de ajuste a corto plazo, aunque admite que está evaluando todos los posibles escenarios de futuro. O lo que es lo mismo, cuáles son sus previsiones de ocupación a largo plazo y el cuadro de personal con el que contará para hacer frente a esas necesidades.

La empresa pública trabaja ya con distintas alternativas, y admite que algunas opciones estudiadas incluyen la posibilidad de ajustes de plantilla ligados a nuevas contrataciones. En los astilleros públicos del país, las reestructuraciones de personal han sido sinónimo de prejubilaciones, acompañadas en la década de los noventa por convocatorias de plazas para los aprendices, aunque desde entonces no se ha dado entrada en la firma a los jóvenes.

Los estudios de detalle que ya ha emprendido la empresa evalúan la composición de su plantilla, por centros y también en los distintos gremios. Si la compañía optase por salidas anticipadas de personal, requeriría de una inyección de capital a sus arcas y, al tratarse de una firma pública, precisaría del visto bueno de la Unión Europea, como sucedió en las anteriores ocasiones en las que se acometieron planes de ajuste, la última, en el 2004.

El rejuvenecimiento de las plantillas es una demanda que han venido manteniendo los sindicatos en Navantia en los últimos años, aunque la falta de ocupación de la compañía ha dejado en un segundo plano esa reivindicación. La ministra de Empleo, Fátima Báñez, aseguró el pasado enero en Cádiz que su departamento ya estaba trabajando con los astilleros públicos para «hacer con naturalidad el relevo generacional», con el objetivo de que no se perdiese el conocimiento de los trabajadores más antiguos pasándoselo a «esos jóvenes que se irían incorporando con el tiempo a las diferentes factorías».

Acuerdos en Brasil

Por otro lado, Navantia anunció ayer la firma de sendos acuerdos con Synergy Group y su filial Estaleiro Ilha a los que prestará servicios de auditoría y consultoría para el programa de construcción de patrulleros para la Marina de Brasil.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Navantia estudia reestructurar su plantilla ante la caída del naval