Alcoa logró 140 millones públicos para abaratar su factura eléctrica

Ingresó ese incentivo en la controvertida subasta que amenazó su futuro


Madrid / La Voz

El presidente de Red Eléctrica de España (REE), José Folgado, informó ayer de que ya están trabajando en la nueva subasta de interrumpibilidad que adjudicará incentivos a las grandes industrias intensivas en España, entre ellas Alcoa y Ferroatlántica, con fuerte presencia en Galicia, para abaratar su consumo energético.

Folgado advirtió de que la puja se celebrará según la legislación en vigor y que no habrá modificaciones, como pedían algunas compañías y los propios trabajadores, a no ser que el Gobierno tome otra decisión. Las subastas se celebran cada año, con lo cual las industrias tienen que pelear cada doce meses para obtener subvenciones que garanticen su competitivad. Por eso reclamaban que las adjudicaciones de incentivos fuesen por un período más prolongado de tiempo para así poder programar con varios años vista. Pero el Gobierno mantiene la frecuencia anual.

REE calcula que la subasta de este 2015 se celebre antes de verano o poco después. La anterior fue en diciembre.

Pero ¿qué es la interrumpibilidad? Las grandes empresas acceden a interrumpir el suministro de energía de acuerdo con las necesidades del sistema eléctrico a cambio de una cantidad económica que reciben en una subasta competitiva.

En la última convocatoria, Alcoa amagó con cerrar las plantas de A Coruña y Avilés porque no obtuvo subvenciones suficientes para garantizar su viabilidad. Tras una segunda puja extraordinaria, la industria retiró su amenaza al lograr más compensaciones. Fuentes del sector energético aseguraron que la compañía se embolsó 140 millones (ninguna empresa recibió más). Teniendo en cuenta, añadieron, que la compañía consume seis millones de megavatios hora se calcula que la multinacional del aluminio obtuvo un beneficio importante ya que paga el megavatio hora a unos 29 euros (incluido el precio del peaje) cuando un consumidor doméstico abona de media 118.

Las mismas fuentes explicaron que en la última subasta Alcoa renunció a vender varios bloques que le podían haber aportado más de seis millones de euros.

Los trabajadores de la planta de A Coruña y Avilés temen que con la siguiente puja se reproduzcan los problemas de diciembre y la dirección vuelva a poner sobre la mesa la propuesta de cierre.

Las eólicas compiten por 5.000 megavatios

Las empresas eólicas tienen una «oportunidad de lujo» para acceder al en torno de 5.000 megavatios, «y lograrlo solo depende de ellas», dijo ayer el director general de operaciones de REE, Andrés Seco. Argumentó que el Ministerio de Industria, para lograr los compromisos europeos, incorporará al plan energético los citados megavatios y ¿quién accederá a ellos? Los promotores que cumplan todos los requisitos. Hoy hay 40.000 megavatios tramitándose, pero solo 4.000 o ya han alcanzado todas las exigencias, o tienen concedida la conexión de acceso o tienen la presentación de solicitud de acceso completa. Otros 1.500 megavatios solicitados la tienen incompleta. Por lo tanto, explicó Seco, hacer en tiempo todos los trámites solo depende de las empresas eólicas. No depende ni de la Xunta, ni de REE ni del Gobierno.

De los citados 4.800 megavatios que el Gobierno quiere incluir en el plan energético nacional, unos 1.200 se corresponden a proyectos en Galicia. Y todos ellos a coste cero para el sistema, es decir, sin primas.

El presidente de REE, José Folgado, destacó el momento histórico de las nuevas interconexiones con Francia, que repercutirán en la explotación de las renovables y en precios más competitivos. Insistió a lo largo de su intervención en la necesidad de mantener una apuesta decidida por la electrificación del país, impulsando los proyectos de los coches eléctricos y la electrificación del transporte de mercancías por ferrocarril.

Folgado no se mostró ni una sola vez contrario o crítico con las decisiones adoptadas por el Gobierno en los últimos años. Todo lo contrario. Las valoró muy positivamente.

Reconoció que se está trabajando en la incorporación a la compañía de la figura de un consejero delegado, que complementaría las labores del presidente; manteniendo este último un papel más fiscalizador junto con el consejo de administración. Sin embargo, el presidente no quiso ir más allá y evitó concretar si la decisión se adoptaría a lo largo de los próximos doce meses o con posterioridad.

José Folgado tiene 72 años y su puesto depende muy directamente de la SEPI, que a su vez está vinculada al Gobierno, a punto de someterse varios procesos electorales

Competencia: «No hay quien entienda el recibo de la luz»

Si no lo entiende el presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), ¿cómo lo van a comprender los consumidores? José María Marín Quemada reclamó ayer públicamente al Gobierno un recibo de la luz más transparente porque «no hay quien lo entienda». Marín Quemada se refería a que en él se pagan muchas cosas que no deberían de estar donde están, como las anualidades del déficit de tarifa, los costes de los sistemas extrapeninsulares, las primas a las renovables... Así, añadió, el consumidor no entiende por qué tiene que seguir pagando la parada de la central nuclear de Lemóniz (en la factura se abonan compensaciones a las empresas por la moratoria nuclear que paralizó sus proyectos) o la instalación de un huerto solar en Argamasilla de Alba.

«Todo esto es una realidad», subrayó el presidente de la CNMC.

Aunque no lo expresó directamente, evidentemente Marín Quemada parece partidario de extraer del recibo todos esos costes ajenos que no son estrictamente consumo de energía. Las empresas del sector también abogan por esto para abaratar la factura, pero el Gobierno, no.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Alcoa logró 140 millones públicos para abaratar su factura eléctrica