La subida salarial en Galicia en lo que va de año ya supera a la propuesta por la CEOE

Báñez presiona a los agentes sociales, que se reúnen hoy, para que cierren esta semana el acuerdo para la negociación colectiva

Variación salarial Variación salarial

Redacción / La Voz

En los tres primeros meses del año se firmaron en Galicia 47 convenios, que rigen en 1.276 empresas y afectan a 11.831 trabajadores. En ellos se ha pactado una subida salarial media del 0,94 %, según los datos publicados ayer por el Ministerio de Empleo. La cifra no es menor si se compara con la media nacional, que se sitúa en el 0,69 %, pero sobre todo si se tiene en cuenta que rebasa el tope que pretende instaurar la CEOE en el acuerdo para la negociación colectiva que la gran patronal negocia a cara de perro con los sindicatos.

Los empresarios han fijado en un 0,9 % el incremento máximo que están dispuestos a conceder en los convenios que se firmen este año (aunque se trata de una recomendación genérica que luego puede superarse en cada negociación). Enfrente, los sindicatos han reiterado que no aceptarán subidas inferiores al 1 % y han reprochado a la patronal que mientras pregona el mensaje de la recuperación pretenda imponer límites más estrictos para la revisión de salarios que los que estaban vigentes en el 2014, cuando la economía todavía avanzaba titubeante.

Ese tira y afloja ha demorado casi cuatro meses un acuerdo que debería haber entrado en vigor el pasado 1 de enero y que ya llega tarde para más de dos millones de trabajadores, que han visto renovados sus convenios en estos meses de vacío. Entre enero y marzo, los salarios fijados en convenio han seguido abonados a la moderación, tan solo nueve centésimas por encima del incremento del 0,6 % recomendado para el año pasado en el caso de los convenios de sector y tres por debajo en los de empresa que son, sin embargo, los que más incrementan los sueldos en el caso de Galicia (recogen alzas del 1,01 %, frente al 0,9 % pactado en los de ámbito superior).

Prorrogar la moderación

En ese escenario, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, incrementó ayer la presión sobre los agentes sociales, a los que reclamó «compromiso y responsabilidad» para que cierren esta misma semana el acuerdo para la negociación colectiva. Y si es consagrando la moderación salarial introducida en el pacto vigente entre el 2012 y el 2014 -que el Ejecutivo considera que contribuyó a paliar la destrucción de empleo y que, de renovarse, sería un nuevo logro que vender dentro del plan de reformas que se remitirá este mes a Bruselas- , pues mejor que mejor.

A pesar de reconocer que el Gobierno no tiene voz ni voto, y que deberá respetar lo que acuerden las partes, la ministra recordó a patronal y sindicatos el compromiso que firmaron en julio con Rajoy para «acompasar la subida de salarios al proceso de creación de empleo», de forma que «quede margen para que muchos de los cuatro millones de parados se puedan incorporar al mercado laboral».

El desenlace podría llegar hoy, en una reunión en la que están convocados los primeros espadas de sindicatos y patronales y en la que estas presentarán su propuesta definitiva de alza salarial, que decidirá si hay margen para negociar o se levanta la mesa.

Galicia recibirá 113,8 millones

La Xunta recibirá este año 113,8 millones para financiar las políticas activas de empleo, un 14 % más que en el 2014, según el reparto acordado ayer en la conferencia sectorial de empleo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La subida salarial en Galicia en lo que va de año ya supera a la propuesta por la CEOE