Tres mil ganaderos gallegos producen para la industria sin el contrato legal

La leche se paga ahora de media a 29 céntimos, la cifra más baja en casi tres años


santiago / la voz

La primera campaña láctea sin cuotas después de casi 30 años ha arrancado en Galicia como si nada hubiera cambiado. La única novedad es que existe libertad para producir, pero la cadena de valor, lejos de estar estructurada, sigue presentando los mismos desequilibrios, con los ganaderos como el eslabón más débil. Cerca de tres mil productores de la comunidad, casi un tercio de los existentes, suministran para las industrias sin el contrato legal al que obliga la normativa. Discrepancias sobre la duración -pese a que es obligatorio un año como mínimo- y un horizonte de precios -con las industrias proponiendo el pago del litro por debajo de 0,30 euros- explican esta anomalía. Ni siquiera la organización de productores para la negociación, un mecanismo incentivado por la propia UE, parece revertir la tendencia. Unión Leiteira Galega, que agrupa a unos 2.000 productores, ha enviado por burofax una oferta de negociación a todas las empresas transformadoras. El objetivo era tratar volúmenes y precio, pero no han tenido respuesta de las industrias.

Fuentes consultadas en el sector revelan que alrededor de 1.500 ganaderos que suministran a Lactalis -una de las grandes firmas que trabajan en Galicia- han arrancado la campaña sin contrato. Otros 800 proveedores de Leite Río, propiedad de Jesús Lence, están aún negociando, con precios a 27 céntimos. Este mismos empresario que sí tiene firmado un contrato con 200 ganaderos de Leyma Natura a 30 céntimos.

La leche entregada en marzo se ha pagado, de media, ligeramente por debajo precisamente de esos 0,30 euros, dos céntimos menos que en el resto de España. Habría que remontarse al verano del año 2012 para hallar una cotización tan baja. «Hay razones de mercado internacional para que los precios no sean altos, pero no en estos niveles. No se explica que toda España esté a la cola de la UE», sostiene Javier Iglesias, responsable de ganadería de Unións Agrarias. Muy presionadas por la distribución, que utiliza gran parte de la leche que envasan las industrias para sus marcas blancas más baratas, la empresas transformadoras siguen cuadrando sus balances a costa de la sostenibilidad de las explotaciones lácteas.

Protesta ante la Xunta de cincuenta productores

Medio centenar de ganaderos de Santa Comba se concentraron ayer a las puertas de los servicios centrales de la Xunta en Santiago en demanda de unos precios dignos por la leche, que actualmente están por debajo de lo que cuesta producirla. Las explotaciones denuncian que no existe razón de mercado que explique que en Galicia se pague la leche más barata de España. Y advierten de que se si no se recupera la cotización en origen cientos de granjas, modernas y con dimensión, están abocadas al cierre por su inviabilidad económica. Es la primera movilización tras el fin de las cuotas. foto álvaro ballesteros

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Tres mil ganaderos gallegos producen para la industria sin el contrato legal