David y Goliat: la guerra del transporte de mercancías

Mario Beramendi Álvarez
Mario Beramendi SANTIAGO / LA VOZ

ECONOMÍA

ALBERTO LÓPEZ

Camioneros gallegos denuncian la entrada de operadores con precios hasta un 25 % más bajos para arrasar el mercado

01 abr 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

Son siete mil empresas, en su mayoría pequeños autónomos, que generan un volumen de empleo en Galicia de 20.000 puestos de trabajo directos y que, según cálculos del sector, mueven una cifra de negocio anual equivalente al 5 % del producto interior bruto (PIB) de la comunidad. El sector gallego del transporte de mercancías por carretera -agrupado en las asociaciones Fetram y Fegatrans- ha lanzado la voz de alarma: la entrada de los grandes operadores con una agresiva política de precios (con rebajas de tarifas incluso de hasta el 25 %) amenaza el negocio y las rutas de cientos de camioneros gallegos que trabajan para las industrias localizadas en la comunidad gallega.

Pilar Canicoba

¿Qué ha hecho encender todas las luces rojas?

Tres grandes fábricas de la comunidad, que generan un importante volumen de mercancías, han decidido prescindir de los transportistas y cooperativistas gallegos que venían prestando su servicio para distribuir los repartos. Se trata de Begano, la embotelladora de Coca Cola, con sede en A Coruña; SGL Carbón, en Arteixo; y Leche Celta, propiedad del grupo portugués Lactogal, con plantas en Meira y Pontedeume.

¿Es un proceso nuevo?

En Galicia es un fenómeno muy reciente, pero no en el resto de España. La crisis hizo descender el volumen de camiones en las carreteras españolas en 100.000 vehículos, según los cálculos del sector, y este momento ha sido aprovechado por grandes operadores logísticos y de transporte con sede en España, pero fiscalmente localizados en otros puntos de Europa.