Inditex prevé repartir en dos años casi 70 millones entre 70.000 empleados

Los beneficiarios tendrán que tener más de 24 meses de antigüedad en la compañía

.

Redacción / La Voz

Pablo Isla, presidente de Inditex, anunció ayer que la multinacional gallega había logrado en el 2014 un beneficio de 2.501 millones de euros, tras incrementarlo en un año un 5 %. Este resultado, que pasa por ganar 6,8 millones de euros al día, la afianza como la primera compañía textil del mundo, puesto en el que rivaliza con la sueca H&M. «Es el trabajo de miles de personas. A mí solo me corresponde explicarlo. Por eso, la compañía ha decidido poner en marcha un plan extraordinario de participación en beneficios», subrayó Isla.

El plan de distribución de beneficios, que estará vigente en 2015 y 2016, afectará a más de 70.000 personas, a las que se pedirá como requisito básico que lleven en plantilla más de dos años. ¿Pero si los trabajadores del grupo son 137.054 se quedarán prácticamente la mitad fuera? De acuerdo con la explicación dada, no. Además de los directivos - no están adscritos a este plan-, hay que tener en cuenta que el último personal que se beneficiará de esta iniciativa será el que entró el año pasado, y que tendría derecho a esta especie de bonus en el 2016. No lo tendrá en el 2015. Desde la dirección se explica que la multinacional, que tiene al 85 % de su plantilla con contrato indefinido, cuenta también con un porcentaje importante que «entra y sale» como, por ejemplo, estudiantes que trabajan dos o tres meses.

De acuerdo con los datos oficiales, la compañía creó el año pasado 1.800 empleos, 800 más que en el ejercicio precedente.

¿Cuándo se cobra?

El programa estará dirigido a todos los trabajadores de tiendas, fabricación, logística, cadenas y filiales de todo el mundo. La compañía repartirá el 10 % del incremento del beneficio neto atribuido a la dominante del grupo respecto al año anterior hasta un máximo del 2% del beneficio total. La primera parte del plan se cobrará en el 2016, teniendo en cuenta el incremento del beneficio neto del grupo en el 2015 respecto al año anterior. La segunda parte se ejecutará en el 2017, siguiendo el mismo modelo.

¿En valores absolutos, cuál será el reparto de beneficios? No se sabe ya que dependerá de beneficios futuros. Si fuese el 2014 el primer año del plan, Inditex repartiría unos 12,4 millones de euros entre los miembros de su plantilla.

Teniendo en cuenta el consenso de los analistas, Inditex incrementará sus resultados un 14,6 % en el 2015 y un 12,4 % al año siguiente. Por lo tanto, a repartir serían 37,5 y 32 millones de euros en cada uno de los ejercicios. Casi 70 millones.

Sin embargo, todavía quedan importantes flecos que definir de este programa. ¿Será línea o porcentual en función del salario del trabajador? No se sabe, o al menos no se ha desvelado. Sí se prevé que «habrá una cierta ponderación entre países».

El reparto por países

¿En que proporción? Tampoco ha trascendido si Alemania, por ejemplo, tendrá el mismo peso en el reparto que algún país asiático. En España Inditex tiene 42.000 trabajadores; 8.000 trabajan en Galicia, la mayor parte en los servicios centrales en Arteixo.

En un momento de su intervención Isla precisó que los empleados ya tienen incentivos salariales, que varían de acuerdo con los tipos de contrato (a tiempo completo, parcial...) En comisiones e incentivos la compañía pagó 400 millones de euros a la plantilla. Un portavoz explicó el sistema de reclutamiento que se dispone puede ser directo o por Internet. Los interesados suelen entrar en las web de las cadenas para interesarse por las ofertas disponibles y también en el espacio especial que existe en Infojobs. Hay dos centros de reclutamiento en Madrid y Barcelona.

Dos guiños: más dividendo y envío gratuito de compras en Internet

La fuerte generación de caja por parte de Inditex (su liquidez se sitúa en torno a los 4.000 millones de euros, tras ganar más de 2.500 el año pasado) tiene como prioridad el capítulo de inversiones para garantizar el crecimiento futuro de la compañía. De hecho la inversión ordinaria del ejercicio 2014 ascendió a 1.396 millones de euros, a los que habría que sumar otra extraordinaria de 400 que se destinó a la adquisición de una propiedad para Zara en el Soho de Nueva York.

Al mismo tiempo, con esa liquidez la compañía busca desarrollar políticas atractivas para los accionistas. Así lo explicó Pablo Isla, quien en la presentación de resultados tuvo otros dos guiños. Primero para los tenedores de acciones: les pagará un dividendo de 0,52 euros por acción, con un incremento del 7,5 %. Los primeros 0,26 euros por títulos serán pagaderos el próximo 4 de mayo, y los 0,26 por acción restantes se abonarán el 3 de noviembre. Según estos cálculos, Amancio Ortega, que controla el 59,294 % del capital social de Inditex, recibirá 960 millones de euros.

Pero Isla hizo un guiño a los clientes de la tienda on line de Zara en España: a partir del mes de abril no se cobrará por el envío a domicilio de aquellas compras cuyo importe supere los 30 euros. En la actualidad la compañía está presente en 27 mercados on line a través de prácticamente todas sus cadenas. No desglosa, sin embargo, sus ventas en los distintos destinos.

Atajo a la inflación galopante

El directivo también fue preguntado por la estrategia de precios que utiliza la compañía en aquellos países con una inflación galopante, como es el caso de Argentina, donde la multinacional tiene 10 tiendas. Isla advirtió de que el problema de cara al cliente se intenta solucionar trasladándole «lo menos posible» ese incremento al precio que él debe abonar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Inditex prevé repartir en dos años casi 70 millones entre 70.000 empleados