Draghi inaugura la polémica «casa del euro» en Fráncfort

Efe

ECONOMÍA

Draghi inaugura la nueva sede del BCE
Draghi inaugura la nueva sede del BCE WOLFGANG RATTAY | REUTERS

El presidente del BCE evita referirse a los disturbios que el estreno de la nueva sede ha provocado en la ciudad alemana

18 mar 2015 . Actualizado a las 13:05 h.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha defendido la necesidad de mantener el actual rumbo de integración en Europa, frente a partidos populistas que buscan una «renacionalización» de las economías y a planteamientos de que hace falta una mayor solidaridad entre naciones. «Entiendo lo que motiva estos puntos de vista, porque la gente quiere ver un cambio. Sin embargo, en realidad no ofrecen una solución real a la situación que enfrentamos hoy», afirmó Draghi en la inauguración de la nueva sede del BCE, que se ha celebrado entre fuertes protestas de grupos anticapitalistas que se han saldado con la detención de 350 personas.

En este sentido, el banquero italiano ha subrayado que la solidaridad es central en el proceso de integración europea, aunque ha recordado que la eurozona no es la clase de unión política en la que unos países pagan por otros y sus miembros deben ser capaces de mantenerse «sobre sus propios pies», lo que supone que «cada uno es responsable de sus políticas».

Asimismo, el presidente del BCE ha reiterado que «renacionalizar las economías tampoco es la respuesta», en respuesta a las demandas de «partidos populistas» que reclaman recuperar soberanía económica, ya que esto «no cambiaría las realidades económicas básicas que deben afrontar os países europeos». «No hay ningún país en el mundo que haya logrado al mismo tiempo ser próspero y mantenerse aislado de la globalización», añadió Draghi. «Por tanto, la respuesta no es revertir la integración, ni tampoco mantener una visión inalcanzable de hacia dónde debería llevar la integración», defendió el banquero italiano, quien pidió «ambición en los fines y pragmatismo en los medios».